La Policía Local de Alzira denuncia que lleva cinco meses con un servicio de grúa deficiente

Una grúa retira un vehículo mal estacionado. / irene marsilla
Una grúa retira un vehículo mal estacionado. / irene marsilla

El Ayuntamiento reconoce los problemas y está buscando una nueva empresa además de pedir responsabilidades a la concesionaria

A. TALAVERA ALZIRA.

Los sindicatos de la Policía Local de Alzira (UGT, CC.OO., SPPLB y CSIF) han denunciado que llevan desde octubre sufriendo problemas debido al nuevo servicio de grúa. Los representantes policiales explican que la empresa que presta actualmente el servicio ha mostrado «insuficiencia de medios, experiencia y capacidad para afrontar un servicio de estas características» desde un primer momento.

En octubre, el Ayuntamiento de Alzira decidió adherirse al servicio mancomunado de grúa que presta la Mancomunitat de la Ribera Alta. «Las condiciones que nos ofrecieron eran por menor precio pero con los mismos servicios así que por responsabilidad decidimos mancomunarlo», ha explicado la concejala de Policía Local, Sara Garés.

Sin embargo, los problemas con la nueva empresa surgieron desde el inicio como ha denunciado la policía y también ha reconocido la concejala.

Problemas que surgen cuando los vecinos necesitan que se retire un vehículo aparcado en su vado o conductores que quedan atrapados en el estacionamiento porque otro ha aparcado de forma indebida. En estos momentos, los agentes ven como la falta de servicio genera múltiples quejas entre los ciudadanos sin que puedan solucionarlos al ser un tema ajeno a ellos.

«Afirmamos con rotundidad que por parte de los agentes se hace lo posible para atender los requerimientos y solucionar los problemas que plantea el ciudadano, si bien no tenemos otra opción que utilizar los medios que se ponen a nuestro alcance», han señalado desde la Policía Local en un comunicado.

Una situación que ha lamentado la edil responsable del área ya que es consciente de «que son los policías los que tienen que dar la cara y no nos gusta lo que está pasando».

Así, ya se ha comenzado el proceso para rescindir el contrato con la actual empresa e iniciar la contratación de una nueva que cumpla con los servicios necesarios para la ciudad de Alzira.

«Estamos intentado que la nueva empresa llegue lo antes posible, en mes y medio o dos meses, mientras se está trabajando con otra de urgencia para evitar estos problemas», ha apuntado Sara Garés.

Y es que la Policía Local ha manifestado que en diciembre, debido a los incesantes problemas ya enumerados, el Ayuntamiento decidió de forma excepcional contar con una empresa privada para solventar los eventos y festividades del mes de enero. Sin embargo, los representantes sindicales han afirmado que tras este periodo transitorio «el caos» ha vuelto al retomar sus labores la empresa concesionaria.

Uno de los hechos que ha provocado la indignación de la Policía Local de Alzira es que el pasado 1 de marzo, el titular de la empresa se presentó para realizar un servicio con una grúa cuya tarjeta de transporte era presuntamente falsa y por lo que la Policía Local ha instruido diligencias al respecto por un presunto delito de falsedad documental.

Responsabilidades

Desde el Ayuntamiento de Alzira se está buscando una nueva empresa que absorba a los actuales trabajadores de este servicio como ya hizo la actual para que no pierdan su puesto de trabajo. Una nueva concesión que dé garantías. La concejala de Policía Local, notablemente molesta por la situación que se está viviendo en la ciudad por la falta de rigor en el servicio, ha anunciado que pedirán responsabilidades a la empresa concesionaria por los problemas que ha causado ya que además de solicitar la rescisión del contrato se ha pasado un escrito con todas las infracciones cometidas desde el mes de octubre cuando comenzó el contrato.

«Además, no se les ha pagado los dos meses que no han hecho su trabajo», ha añadido Garés. En cuanto a la Mancomunitat, la responsable de Policía Local de Alzira ha comentado que «es la encargada de velar porque se presten los servicios en las condiciones pactadas y tienen que pedir responsabilidades a la empresa» ya que la entidad comarcal ha sido la que ha contratado el servicio para los municipios adheridos.

Por su parte, el PP de Alzira ha cargado contra el alcalde de la ciudad por el mal servicio de la grúa. «Creemos que es un tema de negligencia por parte del alcalde de Alzira, Diego Gómez, que a la vez es vicepresidente de la Mancomunidad, por lo tanto, debería haber denunciado a la misma y no limitarse a una rescisión de contrato, parece no querer enfrentarse a un organismo del cual es vicepresidente y le permite realizar algún que otro viaje», señaló el concejal José Andrés Hernández.

Unas críticas que también dirigió contra la Mancomunitat. «También es responsabilidad del gerente de la mancomunidad por no controlar a las empresas subcontratistas; parece que el tripartito que gobierna nuestra ciudad está obsesionado en un municipalizar los servicios sin controlar a quién se lo dan y si cumple o no el contrato», concluyó.

Fotos

Vídeos