El pleno de Xàtiva aprueba la modificación de las ordenanzas fiscales para 2018

REDACCIÓN ALZIRA.

El pleno ordinario celebrado el sábado aprobó la modificación de las ordenanzas fiscales municipales para el ejercicio 2018. El portavoz socialista y concejal de Hacienda, Ignacio Reig destacó, por su repercusión en el capítulo de ingresos, la congelación del tipo de gravamen del impuesto de bienes inmuebles (IBI) en el 0'57, lo que se traducirá en una rebaja del 4% en el recibo de este tributo, debida a la bajada del valor catastral de todos los inmuebles. Reig apuntó que esta rebaja del IBI tendrá un impacto en la recaudación de aproximadamente 400.000 euros.

Según el concejal de Hacienda, la rebaja en la factura fiscal se notará principalmente en el IBI, que encadena dos bajadas de tipo impositivo y una bajada de la base imponible, con una rebaja acumulada total del 14,95% desde 2014.

El edil adelantó que «la próxima aprobación de un nuevo cálculo en las bases impositivas de las plusvalías supondrá también, seguro, una rebaja en la factura fiscal en aquellos inmuebles que en realidad no se hayan revalorizado». Reig explicó que esta rebaja fiscal «corre a cargo de las nuevas altas de IBI, de la mejora en la gestión y los mayores ingresos».

Por su parte, tanto los portavoces de Esquerra Unida, Miquel Lorente, como de Compromís, Cristina Súñer, se mostraron satisfechos con la modificación de las ordenanzas fiscales, aunque introdujeron algunos matices en sus intervenciones.

Para Lorente, «hay que seguir avanzando en la tarificación social y en la fiscalidad verde, así como en una mayor progresividad del IBI y aplicarlo por usos». De manera similar, Suñer dijo que «se han producido avances en materia de IBI aunque sería más justo aplicarlo por usos y no de manera lineal».

Fotos

Vídeos