Más personal contra el mosquito tigre en la comarca

Alcaldes en la reunión informativa sobre la nueva campaña. / lp
Alcaldes en la reunión informativa sobre la nueva campaña. / lp

Se inicia una nueva campaña en la que los 39 municipios adheridos continúan y se sumarán algunos más para los tratamientos

A. TALAVERA ALZIRA.

Después de dos años de actuaciones conjuntas para luchar contra el mosquito tigre y la mosca negra por parte del Consorci de la Ribera, que engloba a la Ribera Alta y a la Baixa, se vuelve a renovar el contrato para seguir con este trabajo e intentar reducir los puntos problemáticos.

En la nueva licitación se mantienen los 39 municipios adheridos desde el inicio y hay varios que se sumarán este año para unirse a los tratamientos que se realizan durante todo el año.

Algunas de las novedades es que se ha solicitado a la empresa adjudicataria que asigne más personal para revisar los puntos de cría. «Queremos que las inspecciones en estas zonas sean más frecuentes para que los tratamientos sean más efectivos ya que hay mucho alcantarillado que revisar. También se añade a la nueva licitación la reducción del tiempo de respuesta en caso de emergencias pasando de 24 horas a 4 en el nuevo contrato», explica el presidente del Consorci, Óscar Navarro.

Medidas para la nueva campaña contra el mosquito tigre que buscan dar solución a los problemas que se producen en verano con la proliferación de estos insectos que causan muchas molestias a los vecinos.

«Acabamos de empezar ya que los efectos se notarán dentro de 4 o 5 años. La plaga está en proceso de expansión así que tenemos claro que estos insectos han venido para quedarse pero lo que podemos hacer es reducir el número de puntos problemáticos», señala Navarro.

Unos puntos que se encuentran principalmente en las zonas húmedas y que en el caso de la mosca negra se sitúan en puntos de difícil acceso como barrancos y ríos. Por este motivo, el pasado verano se consiguió una autorización para realizar una fumigación aérea en estas zonas y ahora se está volviendo a tramitar este permiso para actuar cuando se encuentran en fase larvicida y que sea más efectivo el tratamiento.

El balance realizado de las campañas de estos dos años ha sido positivo para el Consorci, «con luces y sombras ya que es la primera vez que se realiza n un territorio tan grande y tan poblado como éste», comenta el presidente pero se espera que con el tiempo los resultados sean más evidentes. Estudios analizan los resultados para tener un control de estas campañas.

Fotos

Vídeos