El PP de El Perelló pide ayuda para revertir la CV-500

La prohibición de adelantar es uno de los cambios en la CV-500. / lp
La prohibición de adelantar es uno de los cambios en la CV-500. / lp

Denuncia que los atascos en esta carretera provocan que el turismo «se hunda» y estudiará la legalidad de las medidas aplicadas

A. T. ALZIRA.

Los problemas en la CV-500, la carretera que une Valencia con El Perelló, continúan pese a las protestas que ahora hace un año se llevaron a cabo para poner de manifiesto el malestar de los vecinos por los cambios introducidos en esta vía por parte de la dirección de Transporte.

En este sentido, el PP de El Perelló ha criticado la «pasividad» de la Generalitat ante los atascos que se generan en esta carretera y los perjuicios que supone para los vecinos de este municipio y ha trasladado sus reclamaciones al grupo Popular de la Diputación y a la presidenta regional del PP, Isabel Bonig.

«Nos están aislando y la dirección general de Transporte no nos considera un núcleo urbano donde viven tres mil personas y 20.000 en verano, se nos ve como una aldea sin derecho a los servicios de transporte público y comunicación por carretera», ha apuntado el presidente del PP, Juan Botella.

Y es que las medidas puestas en marcha para reducir la velocidad en esta carretera, como la prohibición de 60 kilómetros por hora, raya continua, semáforos o radares, suponen una ralentización y colapsos en esta vía frecuentada, sobre todo, en verano.

«Cuando llegue este verano, la carretera se convertirá en una trampa que hará que los visitantes asiduos al Perelló busquen otros destinos. Están hundiendo a nuestro pueblo, nuestros negocios y nuestro turismo a través de un aislamiento en las comunicación», han añadido.

Por todo esto, desde el PP de El Perelló han exigido a la Generalitat que la CV-500 vuelva a su estado inicial y se retiren estas medidas. Además, han solicitado que se mejora con un tercer carril en algunos tramos.

Cabe recordar, que hace un año tuvo lugar una tractorada en Valencia para pedir la reversión de estos cambios en esta carretera de la Conselleria. Sin embargo, han pasado 12 meses y no se han tenido en cuenta las reivindicaciones de los vecinos de estos pueblos costeros que ven como en verano las comunicaciones con la capital se colapsan. «El tiempo de esperar ya ha terminado y esperamos el apoyo de nuestro partido para estudiar la legalidad de las medidas adoptadas y para que nos ayude a luchar ante esta grave situación», han concluido desde el PP.

Fotos

Vídeos