Un paseo por los huertos de Benifaió

Huerto o torre de Aguilar, uno de los estudiados por Beltran en su libro. / lp
Huerto o torre de Aguilar, uno de los estudiados por Beltran en su libro. / lp

El cronista Francesc Beltran recupera historias relacionadas con estos espacios. El libro, que recuerda personajes y anécdotas de 24 'horts' del término municipal, se presentará el viernes por la tarde en el Molí Vell

MANUEL GARCÍA BENIFAIÓ.

Francesc Beltran, cronista oficial de Benifaió, invita a los vecinos interesados en la historia local, a calzarse figuradamente unas zapatillas y a recorrer el término en busca de las historias, más que variadas, que se esconden en los huertos históricos.

Beltran, quien recientemente fue premiado por el Ayuntamiento por su labor investigadora y de curiosidad por todo lo relacionado con su localidad, escudriña en 24 espacios que, en la mayoría de los casos, ya vivieron sus mejores días o incluso no existen. De este modo, recupera historias e imágenes del pasado y las contextualiza en el presente.

Con prólogo de Adrià Besó, del departamento de Historia del Arte de la Universitat de València, Beltrán sitúa el contexto histórico en el que, con un mayor florecimiento de la agricultura, el edificio situado junto al huerto, que en algunos casos fue vivienda y en otros un lugar de ocio donde pasar un día, tuvo su brillantez.

El autor afirma que ha seleccionado estos 24 huertos históricos por sus dimensiones o por las construcciones que albergaban, algunas de las cuales datan de finales del siglo XIX o principios del XX. Además, deja abierta la puerta a una futura publicación más completa en la que estén incluidos este tipo de vivienda rural que en algunos casos destacarían también en un ambiente urbanizado.

En las páginas del libro se explican historias, que pueden ser desconocidas para muchos vecinos del pueblo, como la de l'Hort de Prefaci, conocido como también de Sánchez de León, fue utilizado por el cónsul general de Méjico en Valencia para establecer su consulado. Después de 1939 fue devuelto de nuevo a los Sánchez de León, que recuperaron la plantación de naranjos, que fueron arrancados para leña durante la contienda.

El huerto de Morote también tiene su protagonismo. Dolores Greus Girona se casó con Aureliano Morote Perales, de quien tomó el nombre el huerto. Posteriormente pasó a sus hijos: Luis (conocido político y periodista), Francisco (catedrático y director del IES Luis Vives de Valencia) y José (presidente de la Diputación de Barcelona).

El huerto del Cubano, nombrado por su propietario, Juan Fontabella Rodrigo, quien llegó desde Cuba y fue alcalde de la localidad, o el de Rodrigo, hoy sólo un recuerdo en viejas fotografías color sepia, son otros de los ejemplos que se pueden encontrar en este libro, breve pero denso a un tiempo, y que a buen seguro traerá recuerdos entre los vecinos mayores de la localidad.

La presentación del libro tendrá lugar el próximo viernes 22 a las seis y media de la tarde en el Molí Vell. En ese acto se podrán adquirir ejemplares de un trabajo que tuvo su origen en una comunicación leída en la XVII Assemblea d'Història de la Ribera celebrada en La Pobla Llarga en 2016. Ahora, debidamente ampliada y renovada, como señala su autor, «se ofrece impresa a los 'benifaioners' para su mejor difusión en vísperas de la Navidad de 2017».

Fotos

Vídeos