74 años de panquemados e historia

Enamorados de la artesanía y con la defensa del uso de productos naturales por bandera, Moscardó da paso a una tercera generación joven y renovada

Un panquemado elaborado por Panquemados Moscardó. /Panquemados Moscardó
Un panquemado elaborado por Panquemados Moscardó. / Panquemados Moscardó
CLARA ALFONSOValencia

74 años. 3 generaciones. Y las que vienen. Más de medio siglo dedicándose a sumar páginas a la historia que empezó a escribir su autor, Vicente Moscardó Tudela, nacido en Alberic.

Enamorado de la panadería más artesanal y con la defensa del uso de productos naturales por bandera, no solo dejó miles de recuerdos en la memoria de sus familiares sino que, además, dejó muy claro cuál iba a ser su producto estrella: el panquemado. Un dulce que tiene su cuna en la localidad de Alberic y que hoy sigue presente en la memoria gustativa de unas cuantas generaciones de valencianos.

Sin embargo, este apetecible dulce no fue el punto de partida del fundador. "Mi padre comenzó elaborando un pan de centeno que tuvo bastante éxito. Estuvimos varios años distribuyendo el producto por la costa de Alicante y por la ciudad de Madrid", comenta Vicente Moscardó, hijo del fundador y gerente del horno en la actualidad.

Vicente Moscardó y sus trabajadores, durante el proceso de elaboración de panquemados.
Vicente Moscardó y sus trabajadores, durante el proceso de elaboración de panquemados. / PM

La historia de Panquemados Moscardó está cuajada de ciudades, trabajo, constancia y de un sólido y perseverante deseo: tener identidad propia.

En 1957, el fundador ganó un premio en la I Exposición Internacional de pastelería de Dusseldorf (Alemania), con el objetivo de aprender nuevas técnicas en la elaboración de pan, obteniendo así medalla y distinción al mejor producto internacional.

El panquemado

Como conservadores de la esencia de la artesanía, defienden la masa madre a capa y espada: es un requisito indispensable para elaborar un producto de calidad. A pesar de que hoy en día ha caído en desuso de forma general, se mantienen firmes en la necesidad de rescatar este tipo de alimentos beneficiosos para nuestra salud.

"Cumplimos al detalle el proceso de preparación de la masa madre y respetamos las 24 horas que tienen que transcurrir para su correcta fermentación. De este modo, la digestión posterior es mucho más ligera", asegura el dueño. "Tras la larga espera, procedemos a darle forma y a colocar la guinda del pastel: el 'caramull', que se consigue con la clara del huevo ". Un detalle que se coloca en la zona superior del panquemado y que "lo diferencia de los que se pueden comprar en otras localidades".

El 'caramull' se consigue a base de clara de huevo y se coloca en la parte superior del panquemado.
El 'caramull' se consigue a base de clara de huevo y se coloca en la parte superior del panquemado. / PM

Otro punto importante en este proceso, es la cocción. Con un horno de leña giratorio-capaz de hornear 130 panquemados a la vez- casi centenario, la familia Moscardó se prepara para cocer alrededor de 2.000 panquemados en un día, una cifra que se alcanza en fechas señaladas como son las Fallas y la Semana Santa.

Referentes en la Comunitat

La afluencia diaria a esta panadería, es continua "sobre todo de gente que viene de paso" indica Vicente. Su agenda de clientes se extiende más allá de los residentes de esta localidad de la Ribera, "vendemos a otras localidades, supermercados y centros comerciales conocidos".

Mientras, por un lado, conservan las tradicionales técnicas de la artesanía más pura, por otro, han querido adaptarse a la nueva realidad que se plantea y que se mantiene pionera en nuestra sociedad: el mundo de las compras on line. "Nuestra web está teniendo mucho éxito porque todo aquel que vive en la Península o Baleares puede recibir cualquiera de nuestros productos recién hechos en 24 horas, lo que hace que todos nuestros clientes y sus familiares puedan disfrutarlo aunque no vivan aquí".

La incorporación de sus productos en su página web, permite a sus clientes recibirlos en casa en 24 horas. / PM

La 3ª generación, a la vuelta de la esquina

Viene en camino la tercera generación. Nuevos planteamientos, nuevas ideas e ilusión por progresar y perfeccionar los servicios que ofrecen a sus clientes.

Ser selectivos con los productos y su elaboración, su lema. Ser serios con la capacidad de producción y distribución para la satisfacción de sus clientes, su día a día.

"Es un orgullo para mí que mi hijo pueda seguir con la tradición familiar. Es fundamental introducir y mejorar lo que hemos creado, y me complace mucho ser yo quien vaya a disfrutarlo", concluye.

Pasión, constancia, calidad y tiempo, sus ingredientes preferidos. Dedicación, trabajo e innovación, los cimientos sobre los que construyeron en su día su negocio, Panquemados Moscardó.

Fotos

Vídeos