El palacio de los Sant Ramon

La actual Casa de la Juventud./
La actual Casa de la Juventud.

El huerto, hoy patio de la Casa de la Juventud ya existía, como poco, en el siglo XVI. A él fueron a parar los escombros del palacio medieval de los Sant Ramon, posteriormente convento de las dominicas. De hecho allí apareció en 1978-79 el escudo que el entonces concejal de Cultura González Baldoví dispuso que se colocara sobre la portezuela del huerto. Quiérese decir que si las obras de pavimentación del patio que ha previsto realizar el consistorio son superficiales no romperán ninguna hoja del libro de la historia de la Xàtiva. En declaraciones a LAS PROVINCIAS la concejala de Juventud del Ayuntamiento de Xàtiva Lena Baraza ha asegurado que la intervención será epidérmica. La inversión es de 9.000 euros. Pero si, por una de aquellas, hubiera que rebajar la cota o abrir alguna zanja para la recogida de pluviales convendría que antes que nadie interviniera un equipo interdisciplinar, con el arqueólogo municipal, Ángel Velasco, al frente y se excavara el lugar como marcan los cánones.

Obras sin control en Santa Tecla. Se trata de evitar que ocurra lo que sucedió no hace mucho en las obras de acondicionamiento como vivienda de un bajo de la plaza de Santa Tecla. Durante semanas y semanas estuvieron derribando, picando y sacando escombros sin la menor supervisión técnica de la casa pegada a la antigua iglesia del s. XIV, otro de los edificios ocultos de la ciudad donde todavía quedan capillas y por supuesto criptas. La intervención a que fue sometido el inmueble fue tan inadecuada que hasta el brancal de sillares perfectamente labrados que apareció en uno de los balconcillos de la planta baja fue cubierto con una capa de cemento. No hará falta recordar que este templo, que ya había sufrido seriamente los bombardeos del año 1707, fue destruido por el terremoto de 1748.

Fotos

Vídeos