La oposición de Algemesí aprueba la retirada de los sueldos fijos de tres ediles del gobierno

EU y PSPV acusan a Més Algemesí de querer desestabilizarlos y el partido de Bermúdez lo niega y afirma que se abre «una nueva etapa»

MANUEL GARCÍA ALGEMESÍ.

Los dos partidos que están en la oposición en el Ayuntamiento de Algemesí (PP y Més Algemesí) aprobaron en el pleno celebrado en la noche del jueves una propuesta de esta última formación en despacho extraordinario para retirar las dedicaciones a los tres concejales liberados del equipo de gobierno. De este modo, Ana Girbés, concejala socialista de Bienestar Social, dejará de percibir los 25.000 euros que recibía por trabajar a jornada completa. Además, los dos ediles de Esquerra Unida que recibían 12.500 euros cada uno por su liberación a media jornada también dejarán de recibir este dinero a partir de hoy, 1 de julio. Se trata de Mar Pintor, concejala de Hacienda e Igualdad, y de Marc Vendrell, edil de Comunicación y Empleo.

En el transcurso del pleno, EU pidió que hubiera un receso para analizar la cuestión pero la alcaldesa se negó a que éste tuviera lugar.

Més Algemesí justificó la retirada en que desde el gobierno se les dijo que no estaban obligados a cumplir los 115 puntos del acuerdo firmado al inicio de la legislatura. Esta decisión, que, sin embargo, desde Més Algemesí, calificaron de «desagradable», «se hubiera podido evitar porque la alcaldesa y el cabeza de lista eran conocedores 24 horas antes de lo que habíamos decidido y de cómo evitarlo. No lo hicieron».

De este modo, la retirada de las liberaciones a un «equipo de gobierno sin credibilidad» se produce, según Més Algemesí, «porque no podemos seguir financiando sueldos de concejales de un gobierno que considera que los 115 puntos no les obligan a nada. Continúan teniendo sus concejalías y ahora cobrarán por asistencia. No se desestabiliza el gobierno. Se abre un nueva etapa». Una de las opciones apuntadas a partir de ahora es la liberación del cabeza de lista de EU.

El PP recordó que los tres ediles seguirán cobrando, «unos 700 euros mensuales aproximadamente», por asistir a órganos de gobierno. Los populares afirmaron que su objetivo no es «ahogar al gobierno municipal, sino forzar una reestructuración que garantice el buen funcionamiento del Ayuntamiento». Es por ello que no se han planteado la retirada del sueldo de la alcaldesa (38.000 euros anuales).

Tras rechazar que haya habido un pacto con Més Algemesí, el PP criticó la situación de «ingobernabilidad y la gran cantidad de dinero perdido» a causa de la actitud de los ediles. De Vendrell y de Pintor dijeron que «no aparecen por el Ayuntamiento» mientras que de Girbés criticaron la pérdida de una subvención. Entre otras muchas cuestiones, afirmaron sentirse «utilizados y engañados» tras la abstención popular que permitió la aprobación de las cuentas de este año, porque los principales puntos acordados «siguen sin cumplirse»

Desde el PSPV, y «a falta de razones objetivas» para aprobar esta medida, «cabe pensar que esta maniobra responde únicamente a un intento de desestabilizar al gobierno local y empeorar y dificultar su capacidad de maniobra y también como venganza por no haber aceptado sus exigencias salariales para entrar en el gobierno». Los socialistas recordaron la importancia de las áreas de Servicios Sociales y Empleo y lamentaron el modo de actuar de la oposición, Según la alcaldesa, Marta Trenzano, «usar el despacho extraordinario para quitar el sueldo a tres concejales sin tener razones objetivas de peso es una cacicada que solo se le puede ocurrir a Bermúdez y a la que solo puede prestarse el PP». La alcaldesa añadió que «a Bermúdez y a Esquerra Republicana no les importa usar su escaño para llevar a cabo políticas destructivas que les den notoriedad y que sirvan para destacar el hecho de que ellos son imprescindibles y se acaba imponiendo su voluntad. Pero yo me pregunto qué hace Compromís en esa guerra».

Desde el colectivo de EU quisieron manifestar su «decepción» con el comportamiento de Més Algemesí. Esta decisión «hará mucho más complicado nuestro trabajo». Pere Blanco mostró su esperanza en que Més Algemesí rectifiquen «el grave error que han cometido, porque es un acto de irresponsabilidad y no saber qué es gobernar». Marc Vendrell, uno de los ediles afectados, afirmó que el comportamiento de Més Algemesí «ha hecho mucho daño al equipo de gobierno para desestabilizarnos y que caigamos en el desastre, pero no lo van a conseguir. Vamos a seguir trabajando para Algemesí igual que hemos estado haciendo hasta ahora, a pesar de la oposición irresponsable y destructora de Més Algemesí».

Los dos grupos de la oposición (PP y Més Algemesí) también tumbaron la propuesta presentada por el gobierno para que aumentara un 60% el precio de las horas extra que cobran los policías locales. Més Algemesí acusó al gobierno de conducir esta negociación «a una vía muerta» y recordó que hay un informe contrario de un técnico municipal.

Fotos

Vídeos