Ontinyent inicia la tercera fase de obras que pondrá fin a la reurbanización de La Vila

El alcalde de Ontinyent durante la visita al barrio. / lp
El alcalde de Ontinyent durante la visita al barrio. / lp

El Consistorio invertirá 350.000 euros que se sumarán al más de un millón que ya se ha inyectado en este barrio histórico

BELÉN GONZÁLEZ ONTINYENT.

Ontinyent continúa actuando en la recuperación del barrio de La Vila con la conclusión, en breve, de su reurbanización integral, con una tercera fase de actuaciones que el alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez, presentaba al vecindario. La inversión prevista para estas obras es de 350.000 euros que se sumarán al más de millón de euros que ya se llevan invertidos en este barrio.

La actuación está incluida en el Plan de Eficiencia Urbana 2018/2019 y comprende el tramo que va desde la plaza de San Pedro de Verona y la calle Trinidad y el periodo de ejecución previsto es de 6 meses.

El primer edil, que acudía acompañado por varios miembros del equipo de gobierno, así como por el arquitecto técnico de la obra, destacaba que esta obra «muestra con hechos, una vez más, la firme apuesta del gobierno de Ontinyent para seguir recuperando un barrio histórico y patrimonial que también debe ser un barrio con futuro».

Rodríguez resaltaba el hecho de que «mejorar las condiciones de vida en los barrios también es invertir en las personas y, en este sentido, la Vila, con una trama urbana donde no se había intervenido en 30 años y, dado su gran potencial como atractivo turístico, requería de intervenciones como estas», explicaba.

Al igual que las dos anteriores fases, que, cabe recordar, se desarrollaron desde la calle Iglesia en la Plaza de San Roque, una, y desde las calles San Pedro y Cordellat hasta la Plaza de San Pedro, la segunda, contempla la renovación de la red de agua potable y saneamiento, unificación acera y vía con una trama de adoquines que mejorará la seguridad y la comodidad de los peatones, mejoras en la red de alcantarillado, alumbrado e instalaciones eléctricas, pavimentación y señalización, dotando de una nueva imagen las calles.

A estas actuaciones hay que sumar otras ya realizadas como la mejora del acceso al barrio desde la calle de las Rosas, donde se ha renovado el pavimento y las aceras del tramo final y se ha creado un espacio de aparcamiento en la calle Trinidad; la mejora del acceso al Palacio de La Vila o la Iglesia, llevándose a cabo la ampliación de las aceras de la calle de la Magdalena y la adecuación de la explanada de Tortosa y Delgado, a la que se le ha dado una nueva imagen como espacio recreativo y de estacionamiento. A todas ellas hay que sumar las diversas intervenciones del Plan de Saneamiento de Núcleos Históricos para mejorar la seguridad del barrio y el derribo de casas viejas.

Pero además, por otra parte, el consistorio retomaba en este barrio de La Vila 'L'Ajuntament al barri', la nueva vía de fomento de la participación ciudadana que pretende aumentar el contacto directo con el vecindario, explicando las acciones realizadas, los nuevos proyectos , y recogiendo sugerencias y recomendaciones de mejora tanto de particulares como de asociaciones y colectivos de cada zona.

Cabe recordar que el año pasado, coincidiendo por San José, el consistorio recibió, dentro de este programa de participación ciudadana, un total de 232 sugerencias por parte de los vecinos de Ontinyent.

Al respecto, Jorge Rodríguez, que también participaba de esta acción y mantenía contacto directo con el vecindario a pie de calle, ponía de relieve que la apuesta del gobierno de Ontinyent para recuperar el barrio «no sólo incluye el millón de euros invertidos en reurbanización y mejoras en las calles, sino también toda una serie de acciones para rehabilitar y revitalizar», recordaba.

En este sentido, desde el consistorio se recordaba los más de 700.000 euros en ayudas otorgadas por el Ayuntamiento, el Ministerio de Fomento y la Consejería de Vivienda para rehabilitar casas en esta zona; la primera fase de la recuperación del patio para usos públicos de la Casa Barberà, con una ayuda de 140.000 euros de la Diputación de Valencia, o la puesta en marcha de una residencia de estudiantes para dinamizar y rejuvenecer la zona.

El equipo de gobierno municipal también hace hincapié en los nuevos proyectos puestos en marcha con el objetivo de revitalizar el barrio como atractivo turístico, tanto con acciones incluidas dentro de la programación cultural, como cultura de barrio, las colonias musicales, Ontinyent Medieval o los conciertos acústicos en el Palau, entre otros; así como la rehabilitación de dos refugios antiaéreos de El Regall y Tortosa y Delgado que formarán parte de una nueva ruta turística que se está preparando desde el Ayuntamiento.

Por su parte, la presidenta de la Asociación Vecinal, Puri Ruiz, mostraba la satisfacción de los vecinos de esta barriada por el anuncio del inicio de la III fase de las obras de reurbanización, así como para el conjunto de intervenciones que esta ejecutando el Ayuntamiento en La Vila durante los últimos años, que según expresaba la representante de los vecinos, «eran muy necesarias después de décadas en las que no se había hecho nada» y su estado de abandono.

Fotos

Vídeos