Ontinyent cumple con éxito dos meses de campaña de vigilancia forestal sin incidentes

Los voluntarios hacen diferentes turnos para vigilar la zona forestal.
Los voluntarios hacen diferentes turnos para vigilar la zona forestal. / lp

Desde el pasado mes de junio una veintena de voluntarios del municipio se organiza en turnos para evitar incendios en la sierra

LAURA BOSCÁ ONTINYENT.

La campaña 'Ontinyent contra el foc', impulsada por el Ayuntamiento de Ontinyent, cumple los dos meses de vigilancia sin ningún incidente destacable. El pasado jueves los voluntarios y voluntarias celebraron un encuentro en el que compartieron experiencias y valoraron el transcurso de la campaña.

La campaña ha mantenido el reparto de los voluntarios en tres turnos, aprovechando los paseos que habitualmente ya hacen muchos vecinos con la llegada del verano, y reforzándolos poniendo a disposición del voluntariado dos vehículos municipales. También han contado con facilidades e incentivos, tales como ayudas al kilometraje para quienes utilizan vehículos motorizados; dietas para los que han superado una cantidad de horas de vigilancia; cesión de teléfonos móviles, emisoras de radio, prismáticos y equipamiento; o el obsequio de camisetas con el logotipo de la campaña.

En estos momentos 'Ontinyent contra el foc' cuenta con 19 voluntarios en activo, habiendo llegado a contar con un máximo de 24, y acumulando ya casi 900 horas de vigilancia activa en las sierras del municipio. Patricia Folgueras, concejala de Sostenibilidad, mostraba su agradecimiento a todo el conjunto de personas que dedican unas horas de su tiempo libre a esta tarea de vigilancia. La concejala incidía en la importancia «no solo de controlar las sierras y evitar males mayores sino también de la tarea disuasoria que ejerce la presencia de estos voluntarios».

La efectividad de la campaña queda demostrada al no haberse producido ningún incendio ni incidente importante. El único suceso ocurrido fue un conato de incendio en las proximidades de la Ermita de Sant Esteve en la tarde del 1 de julio. Una brigada helitransportada extinguió el fuego de forma inmediata, abasteciéndose del agua de la balsa de la finca de Sant Vicent.

Entre los voluntarios, tal y como sucedió el año pasado, hay gente que participa por primera vez en esta acción, pero también hay otros que vienen haciéndolo desde la primera edición. Tanto veteranos como jóvenes luchan por un mismo objetivo: proteger del fuego las sierras ontinyentinas. La participación es muestra de la concienciación de estos vecinos con la prevención de incendios. Folgueras también recordaba que los participantes en el proyecto «compaginan, de forma altruista, sus actividades habituales con la vigilancia de la sierras, decidiendo por si mismos el tiempo que dedican a ello».

'Ontinyent contra el foc' continuará vigilando las sierras hasta la segunda quincena de septiembre o hasta que las altas temperaturas lo requieran. Tal y como sucedió el año pasado, cuando se tuvo que ampliar el programa durante el mes de septiembre, ya que las altas temperaturas y la situación de sequía seguían manteniendo muy alto el riesgo de incendios.

Patricia Folgueras incidía en que «cuando hablamos de voluntariado no hablamos de una actividad forzosamente de muchas horas: cada persona puede aprovechar actividades habituales para ayudar a detectar cualquier incidencia en el menor tiempo posible». Las personas interesadas pueden ampliar la información en el departamento de Medio Ambiente.

Más

Fotos

Vídeos