Ontinyent cuadruplica las solicitudes de ayuda para la rehabilitación de inmuebles

Una de las viviendas que tiene subvención para ser rehabilitada.
Una de las viviendas que tiene subvención para ser rehabilitada. / lp

El plan municipal que está dotado con un total de 300.000 euros aumenta el alcance de la subvención que concede a los vecinos interesados

A. TALAVERA ONTINYENT.

'Ontinyent Rehabilita', el programa de ayudas municipales para la rehabilitación de inmuebles puesto en marcha por el gobierno de Ontinyent ha llegado este año a 117 solicitudes a la finalización de su plazo, lo que supone multiplicar por cuatro la demanda respecto a 2015 (cuando fue de 27) y prácticamente duplicarla respecto a 2016 (cuando fueron 65 las solicitudes presentadas).

Los concejales de Territorio y Política Económica, Jaime Peris y Pablo Úbeda, han valorado muy positivamente la acogida a esta línea de ayudas, destacando «el crecimiento continuo que está experimentando, tanto en la cifra de solicitudes como en las dotaciones económicas que este año llegan a los 300.000 euros, y también en el alcance de las mismas, lo que demuestra la implicación del gobierno de Ontinyent con un impulso real y con hechos a la rehabilitación», manifestaban.

Así, los importes subvencionados con 'Ontinyent Rehabilita' pasaban de 31.000 euros en 2013 a 116.000 en 2014; 158.000 en 2015; disparándose a 305.400 en 2016, cifra a la que se da continuidad destinando inicialmente otras 300.000 euros para 2017.

Jaime Peris explicaba que después del aumento de la demanda experimentada en 2016, y a partir del trabajo conjunto con arquitectos y constructores a Mesa del Territorio, se decidió modificar el ordenanza que regula estas ayudas, para favorecer los trabajos de rehabilitación de inmuebles en el área de Rehabilitación Urbana de los barrios de la Vila, Raval-Poble Nou y Camí dels Carros-Cantereria.

Pablo Úbeda, que destacaba el impacto de este plan en la actividad económica de la ciudad, «puesto que ayuda a generar y mantener puestos de trabajo en las empresas locales», recordaba que entre las novedades de este año están la inclusión de aspectos como los trabajos plurianuales (se podrán ejecutar hasta septiembre de 2018), dirección de obras o la realización de informes de evaluación del estado de los edificios, así como, excepcionalmente, superar el 50% del coste de las actuaciones en casos de especial repercusión respecto a la imagen urbana y dependiendo del nivel de renta de los propietarios, siendo en todo caso la subvención máxima de hasta 15.000 euros.

En la modificación se añaden también aspectos como las ayudas para refuerzos estructurales o la sustitución de la estructura para las rehabilitaciones; las sustituciones de instalaciones de fontanería; de saneamiento; de instalaciones eléctricas; tratamiento de muros y suelos para reducir la humedad; y trabajos para sustituir o eliminar materiales que contienen amianto.

Jaime Peris destacaba «la apuesta decidida del gobierno de Ontinyent para impulsar la rehabilitación en propiedades privadas, todo esto además del trabajo que estamos haciendo por la regeneración urbana en espacios públicos con demoliciones que posibilitan esponjamientos y proyectos como el de la placeta de la EPA». Medidas para mejorar la imagen de la ciudad ya que las viviendas en mal estado provocan que los barrios no luzcan en las condiciones deseadas.

Añadiendo la parte municipal que Ontinyent aporta en el programa ARRU (al que también participan Generalitat y Ministerio), el Ayuntamiento destinó en 2016 un total 583.611 euros a ayudas a la rehabilitación, para una suma total de 1'16 millones en ayudas de las administraciones para un total de 2'43 millones en obras ejecutadas a la ciudad. Peris recordaba que de los ocho ayuntamientos que han participado en el programa ARRU no todos han hecho aportaciones, «cosa que también habla del esfuerzo que hace el Ayuntamiento para atender una línea de acción que consideramos de gran importancia», destacaba.

Fotos

Vídeos