Ontinyent consigue un 33% más de ingresos por el incremento de licencias de obra

Las licencias para obras han permitido unos ingresos de 416.000 euros a las arcas municipales. / lp
Las licencias para obras han permitido unos ingresos de 416.000 euros a las arcas municipales. / lp

El consistorio considera que estas buenas cifras se deben a la reactivación económica y a las ayudas a la rehabilitación de viviendas aprobadas

BELÉN GONZÁLEZ ONTINYENT.

El consistorio de Ontinyent cierra el año con datos positivos en lo que respecta a la recaudación por licencias de obra. De hecho, en este 2017 las 131 licencias para obras mayores que se han concedido se sitúan en valores similares a los previos a la crisis que no llegaron al centenar. En cuanto a las obras menores, este año se han concedido 474, la cifra más alta en una década.

Para el Ayuntamiento estos buenos datos son debidos, en primer lugar a la reactivación económica y, en segundo lugar, a las ayudas a la rehabilitación aprobadas. Ambos hechos han disparado un 20% las licencias de obra en Ontinyent en este año, lo que ha supuesto que el ingreso municipal por tasa de licencias de obra e impuesto de construcciones se haya disparado hasta los 416.000 euros, un 33% más de lo previsto en el presupuesto.

Los concejales de Territorio, Jaime Peris, y Hacienda, Joan Sanchis, coincidieron en destacar que estos datos «constatan con cifras un aumento de la actividad económica en la ciudad y también una buena respuesta a los incentivos que viene dando el gobierno de Ontinyent».

En cuanto a la solicitud de licencias de obra mayor, es decir, obras de nueva planta, de ampliación en superficie, volumen o altura de edificaciones existentes, o rehabilitación integral de edificios, después del inicio de la crisis 2008 bajaba a cifras de alrededor de 70 a los ejercicios posteriores. Desde 2011, cuando se puso en marcha la 'Declaració Responsable' que permite agilizar los trámites para la obtención de las licencias de obra, la cifra pasaba a 72 (2012), 67 (2013), 86 (2014) hasta llegar a las 99 en 2015, 108 en 2016 y ahora 142 en 2017, lo que significa un 21% más que el año anterior, siendo especialmente significativo al ser el tipo de obra que conlleva más gasto y genera más actividad económica.

En lo que respecta a las licencias de obras menores, a falta de los datos de las últimas tres semanas del año, en 2017 se han concedido 474, un 19% más que las 399 que se concedieron en 2016, superando ampliamente las cifras de los años anteriores (328 en 2015 o 371 en 2014). Se entiende por obra menor aquellas que, por razón de su sencillez técnica y escasa entidad constructiva y económica, pueden ser consideradas como tales, incluidas las de modificación de la disposición interior de los edificios. No se consideran obras menores aquellas que implican modificación de usos.

El concejal de Territorio ha recordado que entre los incentivos promovidos por el consistorio en los últimos años está la bonificación al 95% del impuesto de construcción que se viene aplicando desde 2013 tanto a obras mayores como menores o los diversos planes de Rehabilitación de Inmuebles puestos en marcha.

Jaime Peris manifestaba que «las solicitudes de obras menores han superado por primera vez en mucho tiempo las 400 y muy ampliamente, pero es especialmente significativo el aumento de las obras mayores porque suponen un gasto económico mucho más elevada, y situarse prácticamente en valor previos a la crisis es una excelente noticia que nos anima a seguir trabajando para promover la actividad económica en la ciudad».

Una de las consecuencias directas de estas cifras es el aumento del ingreso municipal por tasa de licencias de obra y por el ICIO (impuesto de construcciones, instalaciones y obras) hasta los 416.000 euros, un 33% más de lo previsto en el presupuesto de 2017. En concreto, por licencia de obra presupuestado para este año 95.300 euros y el ingreso va a ser superior a los 153.000; mientras que por el ICIO se había previsto 217.000 euros y se ingresarán más de 263.000.

Cabe recordar que en el presupuesto de 2018, aprobado el pasado jueves, se ha contemplado una previsión de ingresos de 146.000 y 282.000 euros respectivamente en este concepto.

El concejal de Hacienda ha valorado positivamente estos datos «que suponen un ingreso extraordinario para el Ayuntamiento, un ingreso que además podemos emplear en nuevas acciones para impulsar la actividad económica en la ciudad».

Más

Fotos

Vídeos