Ontinyent aumenta un 35% los beneficiarios de ayudas a vehículos híbridos y eléctricos

Un punto de recarga de vehículos en Ontinyent. / lp
Un punto de recarga de vehículos en Ontinyent. / lp

El Consistorio bonifica hasta el 75% el impuesto de tracción mecánica para potenciar la movilidad sostenible en la ciudad

BELÉN GONZÁLEZ ONTINYENT.

El Ayuntamiento de Ontinyent continúa animando a sus vecinos a apostar por el cuidado del medio ambiente a través de ayudas a la apuesta por los vehículos menos contaminantes. Esa iniciativa está dando, poco a poco resultados y , así, el pasado año 2017 ha aumentado la cifra de titulares beneficiarios por dichas subvenciones.

En concreto, según las datos facilitados por el consistorio ontinyentí, han sido 70 automóviles híbridos y siete coches y dos motos eléctricas, lo que supone un 35,4% más que en el año 2016.

Cabe recordar, que la administración local de Ontinyent bonifica el 50% del impuesto de tracción mecánica a todos aquellos vecinos y vecinas con vehículos híbridos y el 75% de éste en el caso de coches y motos eléctricas

70 coches híbridos y 7 coches y 2 motos eléctricas recibieron ayudas en 2017

El concejal de Hacienda, Joan Sanchis, destacaba el interés de «no sólo aprovechar las ordenanzas fiscales como instrumento de promoción económica con bonificaciones como las que otorgamos a las contrataciones indefinidas, sino que también las podemos aprovechar para potenciar una movilidad más sostenible y respetuosa con el medio ambiente», señalaba.

Desde la concejalía de Sostenibilidad, Patricia Folgueras, reconocía que «aún hay pocos automóviles de este tipo respecto del total, pero con estas bonificaciones pretendemos que cada vez la ciudadanía se anime más a adquirir un medio de transporte que reduce las emisiones de gases contaminantes y que además les permitirá un ahorro económico».

Pero además, el Ayuntamiento no sólo anima a los ciudadanos con estas medidas, sino también dando ejemplo, de ahí su puesta por la sostenibilidad en la flota de vehículos municipales, al contar con cinco vehículos eléctricos, tres coches híbridos y tres bicicletas eléctricas.

Al respecto, la concejala de Sostenibilidad ya apuntaba que El trabajo por la movilidad sostenible que todas estas acciones puestas en marchas por el equipo de gobierno local «tiene su máximo exponente en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible que hemos elaborado» y donde se aportaban datos del ahorro que supondría, en lo que a emisión de dióxido de carbono a la atmósfera se refiere, más de 3.000 toneladas.

Asimismo, se han habilitado tres puntos de carga de uso público, concretamente en el polígono de El Altet, en la avenida del Textil y el parking de Paduana. Desde el equipo de Gobierno se apunta, además, que estos puntos de carga podrían ampliarse a otras zonas de la ciudad si la demanda aumentase.

El Plan de Movilidad fue presentado en septiembre de 2016, después de seis meses de trabajo y en el que también se implicó a los ciudadanos con sus aportaciones y en el que se incluyen 21 líneas estratégicas y 68 propuestas de actuación a desarrollar a largo plazo, entre las que se encuentran este tipo de actuaciones para cambiar la manera de moverse por la ciudad.

El de Ontinyent no es el único municipio que fomenta esta movilidad sostenible. Otros consistorios como el de Bocairent también han aprobado bonificaciones al impuesto de circulación para vehículos eléctricos.

El de Cullera, en la comarca de la Ribera, por su parte, cuenta con cuatro puntos para recarga, así como el de Xàtiva, en La Costera.

Fotos

Vídeos