Ontinyent y Alzira cerraron el año 2017 con un descenso en el total de las infracciones penales

Muerte violenta de una niña de dos años en noviembre de 2017 en Alzira. / efe/juan carlos cárdenas
Muerte violenta de una niña de dos años en noviembre de 2017 en Alzira. / efe/juan carlos cárdenas

La capital de la Vall registró un descenso del 4'4% respecto a 2016 mientras que en la capital de la Ribera Alta fue de 6'6% menos

MANUEL GARCÍA ALZIRA.

Las ciudades de Ontinyent y Alzira, las dos únicas mayores de 30.000 habitantes del ámbito de acción de esta edición, registraron menos infracciones penales cada una en 2017 con respecto a las cifras de 2016.

Según los datos facilitados desde la Delegación del Gobierno y una vez analizado lo ocurrido en el cuatro trimestre de 2017, en la ciudad de Alzira se registraron un total de 1.634 infracciones penales, lo que supone un 6'6% menos que las acaecidas en todo 2016. En comparación con las cifras de toda la provincia de Valencia, las infracciones penales apenas se redujeron un 0'8%, ya que se produjeron 114.011.

La gran mayoría de cifras que presenta la capital de la Ribera Alta son positivas por lo que respecta a los diferentes tipos de acciones delictivas. Sin embargo, hay un punto negro que conmovió a toda la ciudad el pasado mes de noviembre. Alzira únicamente registró un homicidio doloso y asesinato consumado en 2017: el de una niña de dos años a manos presuntamente de su padre. La capital de la Ribera Alta no había registrado un incidente grave de estas características en 2016. Además, también se produjo un homicidio doloso y asesinato en grado de tentativa, algo que no había ocurrido un año antes.

A partir de aquí, todas las cifras que presenta este balance son positivas. En el periodo analizado hubo seis delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, lo que supone un descenso del 71'4% con respecto a los doce meses anteriores.

Además, hubo once delitos contra la libertad e indemnidad sexual, un 8'3% menos, de los que sólo una fue una agresión sexual con penetración, la misma cantidad que en 2016. En el resto de delitos contra la libertad e indemnidad sexual también hubo por tanto una bajada del 9'1%.

Por lo que respecta a los robos con violencia e intimidación, hubo 38, la misma cifra que se registró en el año 2016.

Los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones bajaron un 24'9% (166) mientras que los robos con fuerza en domicilio bajaron un 27'4% (130).

En cuanto a los hurtos, se produjeron 476, lo que supone un descenso porcentual del 19'2%. En este mismo porcentaje descendieron también las sustracciones de vehículos, ya que se produjeron 21. Finalmente, en 2017 se detectaron y denunciaron diez episodios por tráfico de drogas, un 28'6% menos.

En Ontinyent, según los datos de la Delegación del Gobierno, hubo un total de 714 infracciones penales, lo que supone un descenso del 4'4 con respecto al año anterior. Los delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuarias han bajado un 30'8%, puesto que se registraron nueve.

También hubo cinco delitos contra la libertad e indemnidad sexual, un 66'7% más que en 2016. Asimismo, se registraron cinco robos con violencia e intimidación, lo que también supone un incremento del 66'7%. En 2017 se registraron un centenar de robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, lo que supone un incremento del 25%. Los robos con fuerza en domicilios (91) también subieron, en concreto un 40%. Hubo 144 hurtos, un 18'6% menos que los registrados en 2016.

Las sustracciones de vehículos también se redujeron, en concreto un 58'8%, al registrarse siete. Finalmente, las cifras recogidas señalan que se detectaron tres episodios de tráfico de drogas, lo que supone un 50% menos que los acaecidos en el año 2016.

Fotos

Vídeos