Las obras de rehabilitación del puente de Fortaleny avanzan a buen ritmo

Obras que se están haciendo en el puente de Fortaleny. / lp
Obras que se están haciendo en el puente de Fortaleny. / lp

La actuación permitirá abrir la vía ciclopeatonal proyectada por la Diputación de Valencia y atraer visitantes a esta parte de la Ribera Baixa

REDACCIÓN ALZIRA.

El diputado de Carreteras, Pablo Seguí, ha visitado las obras de rehabilitación del puente de hierro Alfonso XIII de Fortaleny, una actuación en la que la Diputación de Valencia va a invertir más de un millón de euros y que se convertirá en una vía ciclopeatonal de la amplia red en la que trabaja la corporación para facilitar la movilidad de viandantes y ciclistas. Acompañado por la alcaldesa, Juani Clos, y el concejal de Urbanismo de Sueca, Julio Serra, Seguí ha definido esta actuación como «una de las obras más emblemáticas del área de Carreteras en la presente legislatura».

Para Seguí, esta infraestructura es una instalación singular y representativa del patrimonio valenciano que «gracias a su rehabilitación servirá para el uso y disfrute de todos los vecinos». La reconversión de este puente en un nuevo itinerario ciclopeatonal «atraerá nuevos visitantes a la Ribera», ha declarado. El presupuesto de la rehabilitación, que está siendo ejecutada por Pavasal y Typsa, asciende al millón de euros, cantidad a la que posteriormente habrá que sumar el importe de las conexiones.

Durante las tareas de recuperación ha aparecido un tramado de vigas en los vanos de acceso situados a ambos lados del vano principal sobre el que se erige el arco atirantado, que constituye la principal singularidad del puente. El primer paso ha consistido en realizar una limpieza a fondo de la estructura, tras lo cual se han iniciado los tratamientos de pintura que, según el director de obra, Pablo Boix, «requieren la aplicación de hasta tres capas para la correcta imprimación y protección de la instalación».

Actualmente, las vigas del acceso este presentan un característico color rojo, que responde a la aplicación de la capa de imprimación pero que no será, sin embargo, el color final del puente, ya que el objetivo de la Diputació es recuperar el tintado original. Paralelamente, se está procediendo a la revisión minuciosa de toda la estructura, a fin de detectar y retirar las piezas que están rotas o muy deterioradas y sustituirlas por otras nuevas. «Finalizados ambos procesos de pintura y reparación, se cubrirá toda la superficie con un forjado metálico, en lugar de piedra, pero con una textura homogénea que permita el paso de las bicicletas a lo largo del camino», ha concluido el director de la obra.

La estructura está formada por diferentes vanos de acceso (siete en el lado de Sueca y 3 en el de Fortaleny) y un vano principal de 70 metros de luz, el cual fue objeto en 1990 de trabajos de reparación y refuerzo que no impidieron, sin embargo, que hubiera que limitar la carga que podía soportar hasta que finalmente fue cerrado al tráfico.

Para ello, las actuaciones del proyecto adjudicado provincial consisten en rehabilitar los vanos de acceso y retirar los apeos provisionales, siguiendo una actuación similar a la realizada en el vano principal en 1990. Asimismo, se llevarán a cabo pequeñas reparaciones y adecentamientos del vano principal y se aplicará un tratamiento anticorrosivo a la estructura completa.

El trazado ciclopeatonal se realizará sobre la calzada central del vano principal, con una anchura de 4,34 metros y evitando el acceso y circulación por las aceras, debido a su escasa anchura y a la tipología de las barandillas, que si bien se deben respetar desde el punto de vista estético, patrimonial y paisajístico, no ofrecen los estándares de seguridad necesarios.

Fotos

Vídeos