Las obras del Lluís Vives y el Campus de Ontinyent se harán durante este año

Las obras de las instalaciones educativas se harán este año. / lp
Las obras de las instalaciones educativas se harán este año. / lp

El Ayuntamiento y la Universitat de València acuerdan los detalles de la cesión de la parcela resultante del derribo de las viviendas en Torrefiel

REDACCIÓN ONTINYENT.

Tanto la restauración de la fachada del antiguo colegio Lluís Vives como la adecuación de los nuevos terrenos del Campus de Ontinyent estarán a punto durante el presente curso académico. Así se confirmaba en la reunión que mantenían representantes del Ayuntamiento de Ontinyent y de la Universitat de València, en la que además se firmaba el acta de recepción de la adecuación de la planta inferior del nuevo edificio del Campus, donde van a habilitarse tres laboratorios para las titulaciones de Enfermería y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

En el encuentro, al que acudían los concejales de Territorio, Jaime Peris y Servicios Municipales, Manuel Cuesta, junto al Vicerrector de Infraestructuras de la Universidad, Juan Luis Gandía Cabedo, el director del Campus, José Cantó y diversos técnicos de la UV, se daban detalles sobre la marcha de las obras de las fachadas del antiguo colegio Lluís Vives.

La actuación se iniciaba el pasado mes de diciembre con la colocación del andamio y tienen un plazo previsto de cuatro meses para su ejecución. De la intervención a ejecutar, adjudicada por 685.011 euros a la UTE Fulton Saazuche 88 SL, destaca especialmente la intervención en la fachada principal de esta construcción inaugurada durante la II República Española, que contiene importantes elementos ornamentales que se pondrán en valor a través de una limpieza a fondo y que verán mejoradas sus condiciones de seguridad, al fijarse las partes en riesgo de desprendimiento.

Respecto al derribo de las dos casas en ruina en la Avenida Torrefiel compradas por el Ayuntamiento de Ontinyent con ayuda de la Diputación de Valencia para ampliar los terrenos del Campus, las obras ya han supuesto el derribo de gran parte de ambos inmuebles, donde quedará un solar que será cedido a la Universitat de Valencia para una futura ampliación del Campus y un uso provisional como zona de ocio para el alumnado. En la reunión mantenida ayer miércoles se concretaban algunos términos de esa futura cesión, como el hecho de que esta se ejecutará con la parcela totalmente vallada en su perímetro exterior.

En su conjunto, las diversas mejoras que están efectuándose al Campus y que estarán a punto antes del último curso supondrán una inversión global de cerca de 2 millones de euros, de los que la Universitat de València aporta 685.000 para la reforma de las fachadas del Lluis Vives, 623.000 para la obra civil de los laboratorios y alrededor de 200.000 euros para los equipamientos de los mismos; y el Ayuntamiento otros 380.000 para la adquisición y derribo de las viviendas, de los que 234.000 corresponden a una subvención de la Diputación de Valencia a través del Plan Provincial de Obras y Servicios.

Fotos

Vídeos