Otra nota turística de vergüenza ajena

RV Edipress, la empresa contratada por el alcalde Cerdà para promocionar turísticamente Xàtiva, ha vuelto a meter repetidamente la pata en un texto sobre el patrimonio monumental de la ciudad. El comunicado se titula: «Un recorrido por los alrededores del castillo de Xàtiva» a pesar de que no se ocupa de la solana, ni de la sierra de Vernisa, ni de la Penya Roja, sino de glosar los atractivos existentes en la falda del castillo. Y eso no son «los alrededores». Eso no es el contorno de la fortaleza. Eso es la popularmente conocida como Costa del Castell. Pero, dices: pase. Pase que demuestre una gran pobreza léxica al emplear en cinco ocasiones la palabra «localidad»; término que, desde luego, no utilizaría el redactor para referirse a Madrid. Pase, también, que escriba «la extinta puerta de la Aljama», cuando sólo se extinguen los seres vivos. Y pase, en fin, que hable del «valle» de Xàtiva, como si fuera un mal doblador de película americana y que califique de románico «simplista» el estilo, si acaso sencillo, de la portada de la ermita de Sant Feliu.

Confusión de vocablos y de estilos. Pero que sitúe Xàtiva en un lugar tan inconfundiblemente centralista como «Levante» ofende. Que atribuya el carácter de real al antiguo hospital es un error de bulto. Y que afirme que «sus calles cuentan con muestras y legados de iberos, romanos, visigodos, árabes y cristianos» es la confirmación de que desconoce totalmente dónde estaba la Sait ibera, dónde la Saetabis romana, dónde la Xateba musulmana y dónde, en fin, la Xàtiva medieval. Comete una pifia tras otra. La cruz de piedra situada frente a la ermita de San José no es gótica, como cree el supuesto publicista de postín contratado por Roger Cerdà en persona: es renacentista. No es «la tradición» la que dice que Jaime I entró por la puerta de la Aljama: está consignado en la 'Crónica' del rey conquistador. El atrio de Sant Feliu no «está sujeto por columnas romanas»: se sustenta sobre ellas. En la Nevera no «se guardaba la nieve y el hielo para las villas de alrededor»: se almacenaba para abastecer a la ciudad. Aparte de que en torno a Xàtiva no había más villas que Benigànim, Castelló y l'Olleria; el resto eran «llocs» o, a lo sumo, «universitats».

Bromas a costa del erario municipal. ¿Qué más barbaridades hay contenidas en un texto tan corto? Ah, sí. Que la torre de l'Almetla es «la única que se conserva en la muralla de poniente», cuando no es así, ni mucho menos. Y que «en realidad era una de las puertas de acceso a la ciudad» cuando todas las puertas lo son; de acceso... Y de salida. ¿Por qué le permitió el ayuntamiento a RV Edipress que bromeara en una circular oficial con que la Torre del Sol es «nueva» porque «sus obras de remodelación han terminado recientemente»? Es algo que no alcanzamos a comprender teniendo en cuenta que se trata de una nota de promoción de la ciudad por la que el consistorio habrá pagado un dineral. Tal vez no le parecían suficientes las humoradas involuntarias contenidas en sus contadas líneas. Sea como fuere, el caso es que aceptó o no se percató de que en papel timbrado del consistorio se pusiera en duda la antigüedad de una torre almohade y se asegurara que la de l'Almetla es «de aspecto gótico». Sólo «de aspecto».

¡Viajeros a la pared! Sería de risa si no estuviéramos hablando de una inversión municipal echada a perder con estrépito. Porque hay que ser muy desmañado para afirmar que «paseando por su pared, el viajero encontrará la Torre de l'Almetla», cuando sabido es que por las paredes de las murallas sólo pueden permitirse el lujo de deambular las lagartijas.

La irresistible ascensión de Angulo. ¿Está bajo la protección de los dioses del Olimpo socialista o nos lo hace a nosotros la vista? En el plazo de dos años Xelo Angulo ha conseguido ser concejala, que Roger Cerdà le concediera la dedicación exclusiva cuando no tenía previsto hacerlo para mantener las distancias respecto a Rus, alzarse con la presidencia del Fons Valencià de la Solidaritat, incorporarse a la ejecutiva del PSPV como secretaria de Cooperación y Refugiados y recibir la Distinción de la Generalidad en tanto que titular del mencionado fondo de manos, cómo no, de Ximo Puig.

El pinchazo de Alfred Boluda. Buena prueba de la escasa acogida dispensada a la campaña de cesión de fotografías antiguas de Xàtiva para su digitalización y posterior devolución es que en Prades, un municipio del Baix Camp, decidió un grupo de amigos hacer esto mismo y acaban de exponer en el Moll de Costa de Tarragona algunas de las más de 2.000 que han logrado reunir. ¿Y saben cuántos habitantes tiene este pueblo catalán? 587. «T'ha pegat o t'ha fet aire?», concejal de Memòria Història Alfred Boluda Perucho.

Castellón tala 19 plataneros. El Ayuntamiento de Castellón está procediendo a la tala de 19 plátanos de sombra del parque Ribalta que están catalogados como muertos o en riesgo de caída en un informe elaborado por el biólogo Josep Selga. Dicho estudio califica de problemáticos 177 plataneros. Y recomienda someter a un tratamiento cotidiano a 62 de ellos; a no perder de vista -o «monitorizar», que dicen ahora los veletas- a otros 63; a sanear a ocho y a reformar a 25 para revitalizarlos. ¿Qué otros datos de interés setabense contiene el trabajo de este especialista? Reproches que se podrían traducir al «socarrat» sin problemas: las obras, las podas y la compactación del suelo han perjudicado el arbolado de este jardín de la capital de La Plana. Para paliar el último de los inconvenientes mencionados y airear el subsuelo se van a perforar 800 chimeneas. Una solución imposible de aplicar en la embaldosada Alameda de Xàtiva, ya que los agujeros que los feriantes y la colla municipal practican en las baldosas cada vez que montan un tenderete son insuficientemente profundos. No así la de ampliar el marco de plantación. La distancia entre árboles no ha dejado de crecer por mor de la desidia y el abandono del departamento de parques y jardines de la ciudad.

Fotos

Vídeos