Los municipios de la comarca recibirán 12 millones para servicios y obras

Momento de la presentación en Carcaixent del nuevo Plan de Diputación. / lp
Momento de la presentación en Carcaixent del nuevo Plan de Diputación. / lp

El nuevo Plan bianual de la Diputación permitirá a los ayuntamientos de las dos comarcas planificar con autonomía las inversiones que realizar

REDACCIÓN ALZIRA.

Los municipios de la Ribera Alta y de la Ribera Baixa verán incrementado el volumen de recursos de libre disposición del plan bienal de Servicios y Obras Municipales (SOM) 2018-2019 de la Diputació de València, el cual destinará a estas dos comarcas un total de 12.370.205 euros, 8.838.482 euros para la Ribera Alta y otros 3.531.723 euros para la Ribera Baixa.

La vicepresidenta de la corporación, Maria Josep Amigó, junto al diputado de Cooperación Municipal, Emili Altur, y el alcalde de Carcaixent, Francesc Salom, ha sido la encargada de presentar las inversiones de este programa en el conjunto de localidades y mancomunidades de estas dos demarcaciones.

Maria Josep Amigó ha subrayado que este nuevo SOM «atiende a criterios de justicia, universalidad y fomento de la autonomía municipal». Unos principios que se han materializado mediante una asignación de recursos «basada en indicadores sociales, demográficos, económicos y medioambientales, evitando así cualquier tipo de favoritismo, discrecionalidad o adjudicaciones a dedo».

El carácter bienal del programa «permitirá a los ayuntamientos planificar mejor las actuaciones y acometer obras más importantes», favoreciendo, en todos los casos, «la autonomía de los consistorios y las mancomunidades, para que sean estas administraciones las encargadas de decidir en qué proyectos invierten los recursos disponibles», ha explicado la vicepresidenta. En esta misma línea, Maria Josep Amigó también ha apuntado que este tipo de ayudas «contribuirán a eliminar las desigualdades, para que todas las personas dispongan de los mismos servicios y oportunidades, independientemente de cuál sea su lugar de residencia».

Sobre la distribución de las ayudas, el diputado de Cooperación Municipal, Emili Altur, ha incidido en «la nueva fórmula» empleada para la asignación. «Hemos actualizado criterios que ponderaba aspectos como el censo, la superficie, los costes efectivos y los núcleos históricos y se ha incorporado la consideración de la tasa de paro y la adhesión al Pacto de los Alcaldes por el Clima y la Energía», ha dicho.

En la Ribera Alta el municipio que más cantidad recibirá será Alzira, con 510.817 euros; le siguen Carcaixent,450.629,42;Algemesí, 391.286,4; Carlet 347.020,95; Alginet,345.664,22; Benifaió, 343.437,20; l'Alcúdia,342.561,6;Alberic, 320.581,31; Benimodo, 197.850,78; Catadau,197.305,05;Càrcer, 193.775,30; Alfarp, 179.509,46; L'Ènova, 172.264,57; Alcàntera del Xúquer, 171.488,44; Antella, 169.214,70;Benimuslem, 165.523,76; Cotes, 150.797,47 y Beneixida, 147.907,13 euros.

Por lo que respecta a la Ribera Baixa los dos municipios que mayor cantidad recibirán serán Cullera y Sueca, con 456.121,68 y 443.187,13 euros, respectivamente. Le sigue Almussafes con 309.688, 64; Sollana, 259.051,52; Corbera, 253.211, 07; Albalat de la Ribera, 225.994,66; Llaurí, 222.977,35; Favara, 221.007,36; El Perelló, 216.014,43;Polinyà del Xúquer, 211.652,56; Benicull del Xúquer,197.671,57; Riola, 182.033,79; Fortaleny , 169.949,63; y Marenys de Barraquetes, 163.161,81 euros.

Por su parte, la Mancomunidad Alcàntera del Xúquer, Càrcer, Cotes i Sellent dispondrá de 38.284,40 euros; la Mancomunitat del Marquesat de 37.770,19 euros; la Mancomunitat de l'Énova percibirá 42.192,38 euros; la Mancomunitat de la Ribera Alta se verá beneficiada con 162.081,09 euros; mientras que la de la Vall dels Alcalans lo hará con 55.076,47 euros.

Fotos

Vídeos