Montón asegura que la Atención Primaria está «abandonada» y anuncia inversiones

Montón y los representantes de Sanidad con los alcaldes de la Ribera. / lp
Montón y los representantes de Sanidad con los alcaldes de la Ribera. / lp

El plan especial para la Ribera asciende a 5,7 millones en 2018 y contempla diversas acciones en los centros de salud de la comarca

A. TALAVERA ALZIRA.

A cinco semanas para que la reversión del Hospital de la Ribera se materialice siguen existiendo dudas entre los alcaldes y vecinos de la comarca. La consellera de Sanidad, Carmen Montón, se ha reunido en Alzira con los representantes municipales para explicarles el plan especial de inversiones que está previsto en este departamento.

Un plan que hace especial hincapié en la Atención Primaria ya que en palabras de la consellera se encuentra «muy abandonada, tanto en infraestructuras como en equipamiento». Las inversiones presupuestadas para 2018 ascienden a 5,7 millones y las de 2019 de este plan será de 2,1 millones lo que supone una inversión bianual de 7,8 millones de euros.

·
Más información pág
14

Durante este año, los casi seis millones se repartirán con 150.000 euros correspondientes al Plan de Dignificación de Infraestructuras en Atención Primaria, 600.000 euros para reposición y adquisición de equipamiento en Atención Primaria. Mientras que para equipamiento del Hospital de La Ribera se invertirán otros 4.600.000 euros y 350.000 euros en otras actuaciones en el centro hospitalario.

«Nosotros ya ponemos 5 millones sobre la mesa para solventar los déficits y la obsolescencia del departamento. Los alcaldes son conscientes de que la Atención Primaria era manifiestamente mejorable y en eso nos vamos a volcar en esta fase», ha señalado la consellera de Sanidad.

Por lo que respecta a Atención Primaria, además de mobiliario para los centros de salud, se adquirirán equipos de radiología digital para Benifaió, el CSI de Alzira, Carlet y Sueca, estos dos municipios tendrán también ecógrafo.

Algunas mejoras en las infraestructuras de primaria también son el acondicionamiento fachada del centro de salud de Cullera, apertura de consultorios de playa en periodo estival, apertura de sala de rayos en horario de mañana. En Carcaixent: sala de extracciones y puerta de acceso al centro de salud; en Alginet: instalación de lavabos en consultas; en Alberic: ampliar el área de extracciones y sala para equipo de radiología; en Albalat: construcción de almacén; en l'Alcúdia: adecuar accesos, pintura exterior, fachadas y puerta de urgencias. En Algemesí: ampliación del centro de salud, en Fortaleny y Corbera: arreglo del consultorio; en Benicull: proyecto de reforma, previa cesión a Sanidad o en Massalavés: construcción de consultorio.

Además, a través del Programa de Intervención Arquitectónica en Consultorios de propiedad municipal (PIAC), al que la conselleria destina más de 2,5 millones de euros se mejorarán los consultorios auxiliares de Benimuslem, Llombai, Favara, Sollana, Tous y Alfarp.

Además, de estas mejoras en Atención Primaria, la conselleria ha previsto dotar al Hospital de Alzira de un acelerador lineal y PET-TAC para pacientes con cáncer, así como una actualización del mamógrafo. A ello hay que añadir un aseo de personas con movilidad reducida en cada planta de hospitalización, mejoras en el Hospital de Día y en Urgencias.

«Al pasar a ser una gestión directa sale de la ecuación el beneficio empresarial y por tanto esos fondos se pueden reinvertir en el sistema sanitario a través del plan de urgencia para la Ribera», ha apuntado Montón.

Otro de los proyectos que también tiene previsto la Conselleria de Sanidad es la construcción del centro de salud de Corbera que fue prometido por la concesionaria Ribera Salud hace unos meses pero que no ha comenzado a ejecutarse.

«Cuando finalice la concesión será el momento de la rendición de cuentas y exigir a la empresa todo aquello que tenía comprometido y no ha efectuado. Todos los incumplimientos serán debidamente reclamados. Además, tendrán una foto fija de en qué condiciones entregan la concesión y en qué condiciones comenzamos la gestión pública directa», ha advertido la consellera.

Carmen Montón ha añadido que este proceso de reversión a la gestión pública directa se está realizando «de una forma ordenada, organizada y transparente» y ha señalado que el comienzo de la nueva etapa se va a llevar a cabo «con especial mimo». En este sentido, también se ha anunciado la ampliación de la zona de aparcamiento, una de las grandes reivindicaciones.

Por su parte, el PP visitará hoy Alzira para hacer «frente común» con alcaldes y portavoces del PP, sociedad civil y afectados de la Ribera Alta y Ll Ribera Baixa para denunciar las «graves» consecuencias que la reversión del Hospital tendrá sobre la atención sanitaria de los valencianos. Durante el acto, el PP anunciará las medidas que va a emprender cuando queda poco más de un mes para que se produzca la reversión «por cuestiones ideológicas y no sanitarias», lo que va a repercutir «negativamente» en la calidad asistencial de los vecinos de las dos comarcas han señalado los populares.

Fotos

Vídeos