Montesa, primer municipio de la comarca con mediador policial

El agente Mollà de Montesa se ha especializado en mediación para avenir a vecinos ante conflictos. / lp
El agente Mollà de Montesa se ha especializado en mediación para avenir a vecinos ante conflictos. / lp

Con sólo dos agentes, la localidad ha sido puesta como ejemplo en el III Congreso Iberoamericano que se ha celebrado al respecto

BELÉN GONZÁLEZ MONTESA.

Resolver de manera participativa y pacífica los conflictos entre vecinos, sin necesidad de acudir a procesos judiciales o recurrir a denuncias que pueden perjudicar a las relaciones de convivencia. Con ese objetivo nacía el pasado mes de enero el servicio de Mediación Policial en Montesa, un municipio de la comarca de la Costera de algo más de 1.200 habitantes y con sólo dos agentes en el cuerpo de Policía Local. Fue uno de ellos, Albert Mollà, quien a raíz de un curso de formación impartido por el Ivaspe (Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias) sobre mediación como impulsó la puesta en marcha de este servicio que contó de inmediato con el apoyo de la administración local, con su alcaldesa a la cabeza, Analía Juan.

«Hemos visto conflictos que comenzaron con pequeñas tonterías, pero que han ido escalando hasta enfrentamientos directos entre vecinos y acabaron siendo un problema mayor que si se hubiera abordado desde el principio», explica Mollà, quien además explica que desde que entró en vigor la nueva legislación el juez de paz cuenta con menos competencias al desaparecer las faltas, al mismo tiempo que la normativa policial contempla la posibilidad de esta mediación policial tanto para casos extrajudiciales y también intrajudiciales (ejecuciones hipotecarias, restaurativa penal para atenuación de penas, entre otras).

Según informa el agente Mollà, desde enero han sido numerosas las peticiones de vecinos que han solicitado la prestación de este nuevo servicio, especialmente relacionadas con problemas de convivencia por ruidos bien provocados por los propios vecinos o por la posesión de animales. Los primeros ya han sido solucionados mediante acuerdos de mediación firmados entre las partes, consiguiendo excelentes valoraciones del servicio. A pesar del poco tiempo en funcionamiento, el servicio ha tenido eco entre el vecindario, además de la publicidad que desde el propio Ayuntamiento se llevó a cabo para darlo a conocer.

Lo más importante para este policía local es el trasfondo de este servicio. «En municipios pequeños es importante terminar con ese estigma que tiene la Policía Local de que está para sancionar y poner multas y que los ciudadanos vean que estamos para ayudar», subraya.

Que municipios como Montesa cuenten con este servicio ha sido destacado y puesto en valor en el III Congreso Iberoamericano de Mediación Policial que se celebraba en Villarreal, Castellón. De hecho, el Montesa MedPOl fue puesto como ejemplo y la y responsable de la Unidad de Mediación de Vilarreal, Rosana Gallardo, destacó la importancia de que un cuerpo tan reducido como el de Montesa haya apostado implementar este tipo de servicios, tanto «por ser una muestra de la voluntad del cambio de paradigma de una policía meramente reactiva ante conflictos e infracciones, a una policía preventiva y que participa en la pacificación social».

Fotos

Vídeos