El Ministerio de Agricultura invierte 50 millones en mejorar el regadío en Algemesí

La ministra durante su visita a las obras de modernización de regadíos en Algemesí. / lp

La ministra Isabel García Tejerina visita las obras y anuncia la prórroga del Real Decreto de Sequía en la cuenca del Júcar por su situación de alerta

BELÉN GONZÁLEZ ALGEMESÍ.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente invertirá 50 millones de euros en las obras de modernización de regadíos del sector 23 de la Acequia Real del Júcar en el término municipal de Algemesí. Así lo ha anunciado su titular, Isabel García Tejerina, en la visita que ha realizado para ver de primera mano las actuaciones que se han iniciado y que, según sus propias palabras, se llevarán a cabo en diferentes fases.

Según ha explicado la ministra, estas obras se incluyen en el Plan de Actuaciones Prioritarias que parte «del compromiso del Gobierno con la Comunitat Valenciana en materia de agua para modernizar, ahorrar y garantizar agua a todos los regantes del Júcar». Esta actuación afectará a un total de 26.000 hectáreas y 25.000 agricultores y «va a significar un ahorro importante de agua con la transformación del regadío, con el uso de métodos más eficientes que permitirán mejorar los sistemas productivos, ser más sostenibles, utilizar tecnologías como la fertirrigación para el uso más eficiente de los fertilizantes y con un impacto más positivo para el medio ambiente», ha puesto de manifiesto García Tejerina, quien apuntaba que lo que se trata es de «avanzar a una agricultura más rentable, más sostenible, más productiva y con mayor cuidado de un recurso como el agua».

La titular de Agricultura ha anunciado, además, que dado el ciclo de tres años de sequía, el Gobierno va a prorrogar el Real Decreto de Sequía en la cuenta del Júcar, que en estos momentos se encuentra en situación de alerta por déficit hídrico y que además del seguimiento especial que llevarán de la cuenta por este motivo, aplicarán la Orden de 2007 sobre regulación del agua en situaciones de sequía, en función de la evolución del estado de la cuenca. Al respecto, ha pedido la implicación y el compromiso de todas las partes en la gestión de este recursos no sólo las Confederaciones, sino también las comunidades de regantes, «porque cada gota cuenta».

No obstante, la ministra ha recordado que en estos años de sequía se han llevado a cabo inversiones para que las producciones no se vieran afectadas. Concretamente han sido más de 50 millones de euros lo que se han invertido en las cuentas del Cuenca y Segura en medidas especiales para abordar la sequía: «Hemos movilizado más de 280 hectómetros cúbicos en ambas cuencas y eso nos ha posibilitado que, a pesar de la sequía, los agricultores no hayan visto afectadas sus producciones por la falta de agua».

La ministra de Agricultura, alimentación y Medio Ambiente ha aprovechado su visita a la zona para responder a la invitación y conocer también las instalaciones de la Comunidad de Regantes de Sueca, donde ha participado en el acto de la 'suelta del agua', algo que, según ha explicado el presidente de esta Comunidad, José Pascual Fortea, es la primera vez que se hace sobre unos campos de arroz que cuentan ya con unos 35-40 centímetros.

Fortea ha agradecido a la ministra su visita para conocer esta parte de la Albufera valenciana, la zona húmeda más importante de la Comunitat Valenciana y una de las más importantes de España, en la que conviven la agricultura, la pesca y las actividades de ocio y recreativas.

Aunque la visita se ha centrado en la suelta del agua y el acercamiento de la responsable de Agricultura a este parque natural, el presidente de los regantes de Sueca no ha querido desaprovechar la ocasión para lamentar la situación de incomprensión que dice están soportando por la gestión que actualmente se está llevando a cabo por parte de la actual directora-conservadora del parque, Paloma Mateache, y , aún siendo consciente de que no está dentro de sus competencias, le ha pedido su intermediación con la Conselleria para solucionar este problema de falta de entendimiento.

José Pascual Fortea asegura que la actual directora no les deja actuar y que les pone pegas por todo, «no se da cuenta de que éste es un parque en el que estamos unos propietarios con nuestras escrituras», explica y recuerda que han sido varias las desavenencias que han tenido, como proponerles que se tomasen dos años sabáticos y no cultivasen arroz, con motivo de la inundación invernal de los campos y les propuso que lo prolongasen un mes más de lo habitual, «cuando es sabido que para sembrar hay que secar la tierra y prepararla para la cosecha».

Otros de los momentos de mayor fricción, según recuerda a LAS PROVINCIAS, es cuando reivindicaron las obras para el revestimiento de una acequia del término municipal de Sueca y la directora les contestó que esas obras eran innecesarias porque la acequia se veía bien.

En lo que respecta a la situación del cultivo, el presidente de la Comunidad de Regantes de Sueca asegura que los campos de arrozales se encuentran en buen estado y con el agua suficiente y que, aunque es pronto para hablar de cantidades y de la calidad de la próxima cosecha, la situación hasta el momento es buena.

Fotos

Vídeos