El Medusa cuenta con una aplicación personalizada para reforzar la seguridad

Visita a las instalaciones del festival Medusa de los representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
Visita a las instalaciones del festival Medusa de los representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. / lp

Desde hoy se establece en Cullera un operativo especial con más de 400 guardias civiles para atender a las 160.000 personas que se esperan

A. TALAVERA CULLERA.

Desde hoy y hasta el martes Cullera se convierte en el epicentro de los amantes de la música electrónica con la celebración del Medusa Sunbeach Festival. Un evento que espera batir récord de asistencia y para el que se ha estado trabajando en todos los aspectos para garantizar su seguridad.

En este sentido, el festival de Cullera contará con una aplicación específica de seguridad que se pueden descargar los asistentes. Se trata de Alertcops Festivales que sirve para reforzar la seguridad personal de los más de 50.000 asistentes diarios a este festival de música.

El objetivo de esta aplicación personalizada para el Medusa es mejorar el servicios de seguridad, poniendo a disposición de los espectadores una herramienta sencilla para enviar una alerta geolocalizada en tiempo real sobre un delito o situación de riesgo de la que se está siendo víctima o testigo. Estas alertas podrán ir acompañadas de fotos o vídeos.

«Sirve para favorecer la eficacia de los cuerpos de seguridad del Estado y también de los sanitarios en caso de que ocurra alguna situación de peligro», ha remarcado el subdelegado del Gobierno en Alicante, José Miguel Saval, que ha asistido al recinto del festival para presentar el dispositivo de seguridad.

Sin embargo, esta aplicación que ya se puede descargar en los móviles es un complemento al gran despligue que se ha previsto para estos días en Cullera.

Más de 400 efectivos de la Guardia Civil, un 20% más que el año pasado, estarán presentes en Cullera para realizar los controles de seguridad en el entorno y en los accesos al lugar donde se desarrolla el festival. Un gran esfuerzo de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado al que se suma la Policía Local de Cullera, los organizadores con la seguridad privada dentro del recinto y la Generalitat, que es la competente de controlar el aforo.

En cuanto a la Policía Local, se prestarán 279 servicios durante estos días con un total de 55 efectivos para los días de máxima afluencia que se esperan durante el fin de semana. Además a la ciudad costera llegarán 70 voluntarios de Protección Civil de toda la Comunitat para ayudar a mantener la seguridad.

«La Guardia Civil se preocupa del festival antes, durante y después y por ello queremos trasladar a todo el mundo que éste es un lugar muy seguro», ha comentado el subdelegado del Gobierno.

Saval se ha mostrado convencido de que con este dispositivo y con las medidas adicionales dispuestas por la organización, como la instalación de cubas de agua con 11.000 litros detrás de cada uno de los escenarios, permitirán un normal desarrollo del festival.

«No queremos noticias sobre el Medusa más allá de aquellas sobre lo bien que se lo pasa la gente, por eso cada año aumentamos el nivel de perfección ya que tras las anteriores ediciones hemos podido comprobar lo que funciona bien y lo que no y aprender de los errores», ha comentado el alcalde de Cullera, Jordi Mayor.

Y es que aunque este año tendrá lugar la cuarta edición de este festival de música electrónica, el éxito cosechado hace prever que llegarán más de 160.000 personas, una cifra que multiplica por diez el número de asistente de hace solo cuatro años.

El dispositivo de seguridad para un festival de esta envergadura se prepara desde hace meses, incluso desde la finalización de la anterior edición ya que se mantuvieron reuniones para valorar su funcionamiento y analizar donde se podía mejorar. Además es necesaria la colaboración de las diferentes administraciones junto con la organización para que todo transcurra con normalidad.

Para presentar el despliegue de seguridad ha asistido a las instalaciones del Medusa, además del subdelegado del Gobierno de Alicante en representación del delegado del Gobierno, el coronel Amador Escalada, el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil, el comisario jefe de la Unidad Adscrita, Álvaro Rodríguez, y responsables de la policía local.

Fotos

Vídeos