«La Mancomunitat no tendrá color»

María Tortosa y Roberto Granero.
María Tortosa y Roberto Granero. / lp

María José Tortosa, alcaldesa de Vallada, nueva presidenta con apoyo unánimeCree «imprescindible» que Canals se adhiera al proyecto mancomunado para poner en marcha el Pacto Territorial en el que ya se trabaja

BELÉN GONZÁLEZ XÀTIVA.

La alcaldesa de Vallada, la socialista María José Tortosa, es la nueva presidenta de la Mancomunitat de La Costera-La Canal y lo es por el apoyo unánime de todos los grupos políticos en el pleno de elección celebrado inmediatamente después del de renuncia de su antecesor, el también socialista, Roberto Granero, que deja el cargo tras haber renunciado también a la alcaldía de l'Alcúdia de Crespins.

Tortosa asegura a LAS PROVINCIAS estar «muy ilusionada, contenta y agradece a todos los grupos su apoyo», aunque hay que indicar el trabajo previo que ha realizado para fraguar ese respaldo, algo que reconocían el resto de grupos como Compromís, Esquerra Unida o los independientes, que rechazaron presentar candidatura alternativa.

Y es que la nueva presidenta lo tiene claro, «una vez elegida la persona al frente, tenemos que trabajar todos juntos al servicio de la gente. La Mancomunitat no debe tener color». Al respecto, apuntaba que van a trabajar para que en la junta de gobierno estén representados todos los grupos y que igualmente les va a delegar la presidencia de las distintas comisiones».

Para ello, indica que los actuales Estatutos dan margen para hacerlo posible y apunta que trabajarán en los nuevos, puesto que son conscientes de que los actuales se han quedado caducos, pero siempre teniendo en cuenta la futura nueva Ley de comarcalidad.

Tortosa ha resaltado la importancia de instituciones como las mancomunidades, principalmente para municipios como el suyo, Vallada. «Estoy convencida de la importancia del trabajo que se puede hacer desde la realidad comarcal», subraya y explica que esta institución «permite pequeños servicios que un ayuntamiento no puede ofrecer, pero que a los que tampoco la Diputación o Generalitat pueden dar una respuesta inmediata, como puede ser la limpieza viaria o servios técnicos como de arquitectura o arqueología, que no se pueden permitir muchos municipios ni depender de la subvención que pueda llegar desde la institución provincial.

Es por ello que, entre sus objetivos está impulsar un equipo interdisciplinar de técnicos que se dediquen a asesorar, supervisar y coordinar los distintos proyectos. También poder disponer de maquinaria y equipamientos para rentabilizar recursos y ahorrar costes a los distintos ayuntamientos, especialmente los más pequeños.

María José Tortosa ha resaltado la labor de su antecesor, Roberto Granero, y el esfuerzo para «dinamizar y visualizar» a la institución, resaltando las dos políticas que han sido prioritarias en estos dos últimos años, los Servicios Sociales y el empleo. Sobre las primeras, subraya que la Mancomunitat debe seguir avanzando más en temas relacionados con la violencia de género y la igualdad, para lo que considera necesaria la creación de comisiones propias para abordar estos asuntos. Sobre la ocupación, muestra la necesidad del retorno a los municipios de los jóvenes preparados y de impulsar el emprendedurismo, para conseguir empleos estables.

A su entender, éste debe ser un elemento a tener en cuenta en el Pacto Territorial aprobado y en el que se está trabajando con la elaboración de un diagnóstico del territorio. Pero para que sea lo más real posible, considera «imprescindible» que los municipios de ambas comarcas que aún no se adherido al proyecto mancomunado lo hagan, como de Canals, con cuyo alcalde ya, dice, ha mantenido algún contacto.

Fotos

Vídeos