L'Olleria reduce un 40% su deuda en los últimos dos años

REDACCIÓN ALZIRA.

El Ayuntamiento de l'Olleria ha reducido en dos años 2'2 milones de euros de la deuda municipal, lo que supone un 40% del total. El consistorio, según explicaron fuentes municipales, ha liquidado una póliza de tesorería de un millón de euros, como explica Ruth Martínez, concejala de Economía y Hacienda: «la liquidación de esta póliza, más la amortización extraordinaria y el pago habitual de las cuotas de los préstamos , es lo que nos ha permitido esta reducción. Hacía muchos años que el Ayuntamiento de l'Olleria no tenía una deuda tan bajita: hemos pasado de deber 5.623.575,94 euros en 2015 a 3.397.980,79 en 2017».

Junto a la reducción de la deuda, se ha reducido también el plazo de pago a proveedores, en estos momentos situado en el -10'07 días, lo que significa que se está pagando por debajo de lo que marca la ley. «La ley nos permite que pasen 30 días desde que llega una factura a registro hasta que se ordena que se pague, y 30 días más para hacer el pago. Cuando nosotros entramos se gastaban los 30 días que permite la ley para hacer el procedimiento, y se pagaba en los otros 21 días, lo que significa que el proveedor tardaba 52 días en cobrar y ahora lo hace en solo 20», explicó Ruth Martínez, quien se mostró satisfecha por lo conseguido y se comprometió a seguir trabajando para mejorar las cifras.

Por otra parte, el alcalde, Julià Engo, destacó el trabajo que se está haciendo desde la Concejalía de Economía para la optimización de los recursos públicos y aprovechó para reclamar la derogación o revisión de la ley de racionalización del gasto público, conocida como la ley Montoro: «A menudo hemos tenido varios remanentes positivo, es decir que nos ha entrado más dinero del que nos hemos gastado, y lo que queremos es que ya que hemos hecho una buena gestión, poder invertir ese dinero en el pueblo y no tener que gastárnoslo amortizando las deudas bancarias. No podemos poner delante de las personas los intereses bancarios».

Además, la reducción del plazo de pago ha permitido, como ha explicado Martínez, bajar el IBI, que está situado en 0,59, y el valor catastral: «Estamos muy satisfechos de ver cómo nuestra gestión está funcionando, estamos mejorando la economía del Ayuntamiento y al mismo tiempo estamos mejorando los servicios para que funcionen mejor. Esto también supone una mejora de la economía de las familias, que se benefician de la bajada del IBI y del valor catastral».

Fotos

Vídeos