Hosteleros de Cullera dejarán de servir alcohol a clientes con síntomas de embriaguez

Presentación de la iniciativa que tuvo lugar al mediodía de ayer en Cullera.
Presentación de la iniciativa que tuvo lugar al mediodía de ayer en Cullera. / lp

Once locales se unen en un programa de ocio responsable que también incluye la prevención contra el consumo de drogas en los baños

MANUEL GARCÍA CULLERA.

Los locales de Cullera participantes en el proyecto 'Servicio Responsable' del Programa Nacional de Prevención de la Drogodependencia en el Sector Hostelero dejarán de servir alcohol a clientes con evidentes síntomas de embriaguez. Es uno de los compromisos que estas empresas han adquirido para fomentar un ocio saludable en el municipio.

En la mañana de ayer se presentó en rueda de prensa la iniciativa que impulsa el Ayuntamiento de Cullera junto con el Ministerio de Sanidad, la Federación Española de Municipios y Provincias, la Federación Española de Hostelería y la ONG Controla Club.

El curso formativo de carácter gratuito que ha sido impartido por la ONG con la colaboración de la Concejalía de Turismo y la Concejalía de Drogodependencias se ha completado satisfactoriamente por once locales hosteleros de Cullera, que de esta manera dejan claro su compromiso por ofrecer un ocio responsable y de calidad en la localidad ribereña, según explicaron fuentes municipales.

Pub Pallisa, Canalla Club, Restaurante Salamanca, Cafetería Alcalá, Restaurante Los Olivos, Restaurante Casa Salvador, Heladería Jijonenca, El Rincón del Faro, Bernabéu, Peque Casa Nostra y Asador Palacios son los establecimientos de la ciudad participantes de esta iniciativa que se integra en el Programa Nacional de Prevención de las Drogodependencias.

Este programa, que desde el propio Ayuntamiento de Cullera definieron como «pionero a nivel nacional» es un módulo de formación para empresarios y trabajadores de los locales implicados. En él se dan nociones sobre la normativa vigente de alcohol y drogas y la actuación que han de seguir los hosteleros en diferentes casos que se encuentren delante.

La concejala de Drogodependencias, Francesca Ortiz, se mostró satisfecha por la implicación de los hosteleros a la hora de tomar esta iniciativa.

«He de admitir que al principio lo veíamos difícil, pero Cullera sorprende y esta vez lo vuelve a hacer de forma positiva», destacó. Ortiz consideró que los once locales participantes en la iniciativa son «valientes» porque no siempre es fácil poner límites en el consumo de alcohol o sustancias prohibidas y recordó que el objetivo del Consistorio es implicar a toda la sociedad en la prevención.

«Estamos hablando de un tema serio, porque mucha gente asocia salir a emborracharse y hay que ir cambiando esa mentalidad», indicó. Además, recalcó que detrás de muchos casos de violencia de género o de separaciones matrimoniales «están el alcohol y las drogas», apuntó la concejala.

Por su parte, el concejal de Turismo, Javier Cantos, agradeció a los locales su implicación, hecho que redunda también en beneficio del sector ya que aporta un valor añadido a estas empresas.

Entre la información ofrecida en el curso formativo a los hosteleros se encuentra el recordatorio de la prohibición de la venta de alcohol a menores e incluso evitar que los clientes conduzcan si van bebidos.

También se informa sobre las responsabilidades si sus clientes entran con alguna sustancia ilegal al local y los diferentes tipos de drogas recreativas como cannabis, cocaína o 'speed' para que los formados sean capaces de identificar a los clientes bajo sus efectos y actuar en consecuencia.

«Si por ejemplo se ve que hay un tránsito al cuarto de baño más común de lo habitual y durante largos periodos de tiempo o que hay algún cliente en la terraza del establecimiento fumando cannabis, se proporcionan medidas adecuadas para evitar el consumo de estas sustancias», explicó el director de Controla Club, Juan Barcala.

Otro punto importante del módulo de formación apoyado por el Ayuntamiento de Cullera trata sobre cómo deben intervenir los empresarios y trabajadores ante emergencias para que la ayuda pueda ser proporcionada de la forma más rápida posible. También se recomienda el impulso de la coctelería baja en alcohol o sin esta sustancia.

Para comprobar que se cumplen las medidas de prevención impartidas en el curso, mediadores de Controla Club visitarán los locales.

El presidente de la Asociación Empresarial de Hostelería y Turismo de Cullera (AEHC), Juan Femenía, manifestó su deseo de que en el futuro sean más los locales que se sumen al programa.

Los impulsores de esta iniciativa confían en que la medida pueda servir para que el consumo de alcohol se efectúe de manera responsable y que nunca se una este producto a la conducción.

Fotos

Vídeos