El Hospital ofrece cuidados paliativos a más de 600 pacientes

Más del 50% de los pacientes terminales atendidos por el centro sanitario han recibido esta asistencia en su domicilio

REDACCIÓN ALZIRA.

El Hospital Universitario de La Ribera ha ofrecido cuidados paliativos a un total de 653 pacientes durante el año 2016. Los cuidados paliativos tienen como objetivo fundamental aliviar el sufrimiento y mejorar, en lo posible, la calidad de vida de los pacientes con una enfermedad oncológica o crónica avanzada (por ejemplo, insuficiencia cardiaca o EPOC), sin posibilidades de tratamiento curativo.

El Hospital de La Ribera ofrece estos cuidados tanto en el propio centro hospitalario como en el domicilio del paciente, «en función de sus características». Así, «en los pacientes frágiles con una situación vital terminal, el equipo de la Unidad de Hospitalización a Domicilio acude a las casas de los pacientes a prestar cuidados paliativos avanzados, con técnicas y medios hospitalarios», ha afirmado el coordinador de la Unidad de Hospitalización y de Cuidados Paliativos de La Ribera, Pablo Lafuente.

En este sentido, el 53,3% de los pacientes terminales atendidos en la comarca en 2016, han recibido los cuidados paliativos en su propio domicilio. En este tipo de cuidados domiciliarios, «también la Atención Primaria juega un papel esencial, ya que, para niveles de cuidados paliativos no tan avanzados, realizan visitas a domicilio y ajustan tratamientos para conseguir un mejor control de los síntomas», ha afirmado el Lafuente.

A nivel hospitalario, La Ribera cuenta con tres consultas externas, en las que se visitan a pacientes paliativos, «con todavía una buena expectativa de vida, que mantiene su funcionalidad poco alterada y puede realizar una vida razonablemente buena e independiente».

Cabe destacar que cerca del 19% de los pacientes que han recibido cuidados paliativos en 2016, fallecieron en sus domicilios, «rodeados de su familia, uno de los principales objetivos de nuestra Unidad», ha señalado el responsable.

Se debe tener en cuenta que el 50% de las personas que fallecen lo hacen después de un periodo de fase terminal. «De ahí la importancia de trabajar en el campo de los cuidados paliativos, intentando mantener la calidad de vida del paciente hasta el final de su vida», ha señalado el coordinador de la Unidad.

Los objetivos de estos cuidados son los de aliviar el dolor y resto de síntomas, no alargar ni acortar la vida, dar apoyo psicológico, social y espiritual.

Fotos

Vídeos