Un guardia civil salva dos vidas en pocas horas

REDACCIÓN.

Un agente de la Guardia Civil, perteneciente al cuartel de Corbera, salvaba la vida de un hombre de 60 años, que se encontraba en estado de parada cardiorrespiratoria en un bar de Sueca, al practicarle un masaje cardiaco hasta que llegaron los efectivos médicos del SMU y fue trasladado, en estado crítico, al Hospital de La Ribera de Alzira. Los hechos ocurrían a las 8.30 de la mañana del martes, cuando los agentes se encontraban de servicio en Sueca. Desde la Benemérita destacan «la determinación» con la que actuó el agente en la reanimación. Además, se da la circunstancia, que el día anterior, este mismo agente también participaba, junto con otras cinco personas, en la reanimación de otro hombre de 53 años que también sufrió un paro cardíaco en el polideportivo de Benetússer.

Fotos

Vídeos