Gómez defiende la cooperación y el papel de Alzira en la Mancomunitat

A. TALAVERA ALZIRA.

El alcalde de Alzira, Diego Gómez, junto al presidente de la Mancomunitat de la Ribera Alta, Txema Peláez, han visitado diversas zonas de Centroamérica dentro de un proyecto de cooperación que la entidad comarcal tiene con estos países.

En este viaje se ha ofrecido colaboración a las autoridades locales para desarrollar diferentes proyectos de promoción económica o de desarrollo social a través de la implicación de técnicos de la Mancomunitat.

Un viaje que pese a las críticas del PP de Alzira, el alcalde ha defendido ya que «no se trata de recreo sino de ver la situación que se vive en estas zonas y de poner a Alzira en el mundo de la solidaridad».

Diego Gómez ha explicado las reuniones mantenidas y los acuerdos a los que se ha llegado, además de detallar el gasto para el Ayuntamiento de Alzira que asciende a 331 euros ya que los vuelos de los tres asistentes (presidente de la Mancomunitat, el alcalde de Alzira y el gerente) han sido costeados por la Mancomunitat a través de los proyectos de cooperación.

Una cooperación que en estos momentos se centra en ayuda a proyectos a través de intercambio de información o de la posibilidad de enviar vehículos compactadores de residuos que ya no se utilizan.

El alcalde de Alzira también ha recordado que este tipo de actuaciones tienen lugar porque la ciudad «está dentro de la Mancomunitat para todo, yo creo en ella y no me parece que haya lugar para las críticas ya que se pueden hacer cosas importantes para Alzira y la comarca».

En concreto, los representantes de la Ribera Alta han estado en la zona fronteriza de El Salvador, Guatemala y Honduras y en el Cantón de Upala de Costa Rica. En uno de los municipios, Esquipulas, se ha acordado un hermanamiento directo.

En cuanto a la inversión que realiza Alzira en cooperación, en 2017 se destinaron 28.500 euros para diferentes proyectos solidarios.

Fotos

Vídeos