El Gobierno paraliza el proceso legal contra Algemesí por la subrogación de trabajadoras

Parte de los concejales de Algemesí durante un pleno. / lp
Parte de los concejales de Algemesí durante un pleno. / lp

Desde la Administración estatal se considera que con la incorporación del personal a la nueva adjudicataria se pierde el objeto del procedimiento

MANUEL GARCÍA ALGEMESÍ.

La Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha solicitado a la abogada del estado que no interponga recurso contencioso administrativo contra el Ayuntamiento de Algemesí por la subrogación de los trabajadores de limpieza de los centros escolares de primaria.

Así consta en el escrito remitido al consistorio por la propia delegación, que considera que este grupo de trabajadores indefinidos no fijos han causado baja en el Ayuntamiento de Algemesí el pasado 15 de abril, al tiempo que se han incorporado a la nueva empresa adjudicataria. Mediante un comunicado remitido en la jornada de ayer, desde el Ayuntamiento de Algemesí informaron de esta novedad que paraliza un proceso legal que sí está siguiendo adelante con un caso similar en el caso de la vecina ciudad de Alzira.

Desde el Consistorio algemesinnense recordaron que la unión temporal de empresas Integra-t Serveis Asistencia Social Domiciliaria SL-Intregra-t Globla Outsourcing SL Colegios Algemesí ha resultado adjudicataria del servicio de limpieza de los colegios públicos Cervantes, Ribalta, Blasco Ibáñez y Alberto Tortajada por un total de 124.025 euros.

Més Algemesí señaló que así se cierra un capítulo «que nunca debió abrirse»

La nueva empresa, que ha asumido la limpieza de varios colegios públicos de enseñanza primaria de la ciudad, se ha subrogado desde el pasado 16 de abril el grupo de trabajadores que durante unos meses ha llevado a cabo este trabajo para el ayuntamiento.

Con esta adjudicación el Ayuntamiento de Algemesí cierra el proceso de contratación de una nueva empresa para hacerse cargo de este servicio de limpieza. Ello también implica que el personal que en su momento asumió el consistorio, ahora pasará a formar parte de la plantilla de la empresa adjudicataria.

Desde la Delegación del Gobierno se considera, en su escrito remitido al Ayuntamiento de Algemesí, que con el cierre del proceso de adjudicación a esta nueva empresa que asume a los trabajadores, se pierde el objeto del proceso y, por tanto, la Delegación del Gobierno, el pasado 17 de abril solicitó la retirada del contencioso debido a la anulación del acuerdo.

Desde Més Algemesí señalaron que así «se cierra un capítulo que nunca debió abrirse, aunque ganan los 'malos', es decir, los que quieren que los servicios cuesten más a los ciudadanos. Y esos malos tienen nombre, Montoro, Moragues y sus secuaces, el PP de Algemesí».

Consideraron que las leyes «que nos obligan a aplicar están hechas por la derecha para pagar poco a las trabajadoras y beneficiar mucho a las empresas. Tanto el gobierno local como nosotros consideramos mejor gestionar este servicio, puesto que es fácil de gestionar y nos permitía ahorrar más de 20.000 euros anuales. Pero el PP de Algemesí ha defendido todo este tiempo echar a la calle a las trabajadoras y que cueste más el servicio. Debería darles vergüenza decir que representan a Algemesí, la verdad. Ya les hemos echado del gobierno local y autonómico, ahora toca echarlos del estatal para evitar estas aberraciones», concluyeron desde la formación de Josep Bermúdez.

Fotos

Vídeos