El gobierno local y Més Algemesí llegan a un acuerdo sobre el presupuesto de 2018

REDACCIÓN ALZIRA.

Los concejales del equipo de gobierno -PSPV-PSOE y Esquerra Unida- y de Més Algemesí han llegado a un acuerdo para aprobar los presupuestos municipales de 2108. Las negociaciones continuadas entre las tres formaciones han servido para sacar adelante las cuentas anuales, porque en caso contrario, se tendrían que prorrogar las cuentas del año pasado.

El presupuesto para 2018 es de 19.173.870 euros, casi un millón más respecto al año pasado gracias a las importantes subvenciones de las Generalitat y la Diputación. La inversión más fuerte será la construcción del nuevo pabellón cubierto, con un presupuesto global estimado en 1.600.000 euros, así como la financiación necesaria para que entre en vigor el nuevo contrato de recogida de basura y limpieza viaria.

También se considera importante continuar la apuesta del Plan de Dinamización Económica, al tiempo que se mantiene el gasto social cómo son las ayudas asistenciales, el programa de xarxa de llibres y los planes de ocupación. En cuanto a la piscina de verano este año se destinarán 50.000 euros para hacer el proyecto y la remodelación se hará con cargo al presupuestos de 2019.

Para la alcaldesa, Marta Trenzano, «estamos satisfechos con el acuerdo de presupuestos porque se mantiene la línea de trabajo iniciada en esta legislatura y nos permitirá la agilidad financiera y contable necesarias para trabajar con una Hacienda municipal saneada y que ha bajado considerablemente la deuda municipal». El primer teniente de alcalde, Pere Blanco, en nombre de EU, ha destacado la importancia que este acuerdo sobre las cuentas de este año «tenga una continuidad a lo largo de lo que queda de legislatura, tal y como ofrecíamos desde el equipo de gobierno al inicio de las conversaciones».

Por su parte, desde Més Algemesí, su portavoz, Josep Bermúdez, ha destacado que el nuevo presupuesto que se llevará al pleno municipal es más social que el anterior, dado que se destinan 45.000 euros a la reforma del Centro de Participación del Raval donde se llevan a cabo los proyectos RIU y Barrio-Escuela.

Para Josep Bermúdez, si se descuentan la subida del nuevo contrato del basura y limpieza viaria queda poco dinero para invertir. Desde Más Algemesí, «consideramos importante este año financiar totalmente el nuevo pabellón, invertir en el centro del Raval y continuar la apuesta por la dinamización económica. El gobierno ha escuchado nuestras propuestas, nosotros las suyas, y finalmente hemos pactado los mejores presupuestos posibles para Algemesí. Hemos aparcado otras diferencias y hemos puesto el bienestar de Algemesí por encima de los intereses de partido».

Fotos

Vídeos