El Gobierno destina 34 millones a la comarca principalmente en Cercanías y regadíos

El delegado del Gobierno, en una reciente visita a Cullera. / lp
El delegado del Gobierno, en una reciente visita a Cullera. / lp

El alcalde de Alzira destaca que se incluya la conexión con la AP-7 por primera vez y el de Cullera espera que se cumpla con la variante

A. TALAVERA ALZIRA.

Los Presupuestos Generales del Estado prevén una inversión de unos 34 millones de euros para la comarca de la Ribera. Una cantidad que principalmente irá destinada a mejorar la línea de Cercanías y a modernizar el regadío en la zona.

En concreto, para la renovación de la vía de tren entre Xàtiva y Silla se han destinado 13,4 millones de euros y afectará a los municipios de la Ribera por los que pasa esta línea C-2. El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha destacado que «la Ribera tiene la mayor consignación presupuestaria del nuevo Plan de Cercanías». Unas actuaciones que servirán para mejorar la «calidad, seguridad y eficiencia del servicio de todos los usuarios», ha añadido en su valoración sobre las cuentas del Estado.

Dentro del nuevo Plan de Cercanías y también en la comarca se incluye también la Instalación de BAB en tramo Silla-Cullera y sustitución enclavamientos del BAU Cullera-Gandia; una partida para la duplicación de vía Cullera-Gandía (primera fase Tren de la Costa) y se continúa con el estudio informativo de la línea ferroviaria Valencia-Alicante (Tren de la Costa).

La consignación más importante para la Ribera de los presupuestos presentados el martes es la destinada a la modernización de regadíos en la ribera del Júcar. 15,9 millones se invertirán en estas actuaciones que afectan al sector agrario, clave en la economía de la comarca.

Por proyectos, más de ocho millones se utilizarán para modernizar los regadíos en varios sectores, además se presupuesta 4,3 millones para la primera fase de la Acequia de Carcaixent y se incluye en este tipo de inversiones la canalización de pluviales de Les Basses de Alzira (807.000 euros) que servirá para continuar con las obras para evitar que se inunde esta zona de la ciudad.

Sobre este último punto que se incluye en el Fondo de Compensación Interterritorial, el alcalde de Alzira ha realizado una valoración positiva ya que supondrá «realizar la segunda fase de la canalización» ya que la primera fase se está ejecutando en estos momentos con fondos autonómicos.

Inversión en carreteras

Por lo que se refiere a carreteras, en las cuentas de 2018 destacan los 4,5 millones de euros en la A-38, Variante de Sueca, tramo Favara-Cullera, y 100.000 euros para iniciar los estudios de la conexión AP-7 con la ciudad de Alzira que tiene una previsión presupuestaria de 1,5 millones adicionales en 2019 y 2020. «Es importante que aparezca este proyecto por primera vez en los presupuestos», ha subrayado el alcalde de Alzira sobre la futura conexión. Se espera que con los 100.000 euros de este año se realice el proyecto base a la espera de que el próximo año se libere la autopista.

«Es una buena noticia porque la conexión es una reivindicación histórica de la ciudad y Fomento se ha dado cuenta de que es necesaria», ha comentado Gómez. Sin embargo, el primer edil ha recordado que pese a la previsión de más de un millón para los próximos dos años, «la Conselleria da prioridad a los núcleos de mayor población como los de la Marina» por lo habrá que esperar para saber si esta conexión se lleva a cabo.

En este sentido, Diego Gómez tiene prevista una reunión la próxima semana con la Conselleria de Infraestructuras para hablar sobre este tema y de la ubicación de esta conexión con la AP-7.

Uno de los temas que se tratarán será «que no tenga mucho impacto ambiental en el término y que no destroce el entorno de la carretera de Albalat, el Forn de Carrascosa o de la carretera de Corbera», ha añadido el alcalde de Alzira.

La variante de Sueca, entre Cullera y Favara, es otro de los proyectos destacados del Gobierno en la Ribera. Una variante que lleva años en marcha y que servirá para acabar con uno de los peores puntos negros de la red de carreteras.

«La cantidad presupuestada es insuficiente pero mientras no se paralicen ni ralenticen las obras, que fue la promesa del ministro, le damos un voto de confianza», ha comentado el alcalde de Cullera, Jordi Mayor. Y es que estas obras debían acabar en 2019 pero hace unos meses el delegado del Gobierno ya señaló que se retrasarían hasta primavera de 2020 por lo que se espera que los plazos se alarguen más.

Actuaciones no previstas

Pese a que las inversiones en la Ribera han aumentado respecto a 2017 cuando se destinaron unos 10 millones, siguen echándose de menos algunos proyectos reivindicados durante años.

En el caso de Alzira se ha lamentado que Fomento no contemple la construcción de un nuevo puente sobre el río Júcar que conecte la carretera de Albalat con la CV-42 para descongestionar la vía.

«Varios informes dicen que esta infraestructura es necesaria también para tener un punto de evacuación del hospital», ha explicado el alcalde de Alzira que también ha apuntado que no se destina nada a la Ciudad de la Justicia.

Fotos

Vídeos