La Generalitat promete construir un colector en Almussafes para evitar inundaciones

La Generalitat promete construir un colector en Almussafes para evitar inundaciones

Las obras en la calle Santa Creu cuentan con una partida en el presupuesto municipal de 2018 y se prevé que comiencen en un año

A. TALAVERA ALMUSSAFES.

El Ayuntamiento de Almussafes continúa trabajando para llevar a cabo una de las infraestructuras pendientes más necesarias para el desarrollo de la población, la construcción del colector pluvial que todavía no se ha ejecutado y que permitirá paliar las avenidas de agua ante posibles episodios de fuertes lluvias.

El presidente del ejecutivo, Toni González, el concejal de Urbanismo, Andrés López, el arquitecto municipal, Xavier Adam, y el ingeniero técnico industrial, Manolo Boluda, se reunieron el martes con el director general del Agua de la Generalitat Valenciana, Manuel Aldeguer, para seguir presionando a la administración autonómica sobre la necesidad de dar solución a un problema que viene arrastrándose desde finales de 2010.

Según el primer edil, en el citado encuentro el representante del Consell se comprometió a reconducir la situación relativa al colector de la calle Santa Creu, que depende directamente de la Generalitat Valenciana, y estableció plazos aproximados para seguir avanzando en la resolución de esta cuestión. Si todo va según lo previsto, se espera que entre los meses de febrero y marzo del próximo año 2018 se resuelva definitivamente el contrato con la empresa adjudicataria de las obras y que entre los meses de septiembre y octubre del mismo ejercicio se pueda licitar y adjudicar a una nueva empresa.

«Desde que entramos a gobernar en el Ayuntamiento de Almussafes no hemos dejado de presionar para que la Generalitat Valenciana adjudique de manera directa la obra y que se resuelva esta cuestión que sabemos que afecta y preocupa a la ciudadanía», destaca Toni González. «Prueba de ello es que se han celebrado diferentes reuniones y numerosos contactos telefónicos con el organismo autonómico para agilizar el proceso, suspendido desde 2010, y que tanto en los presupuestos de 2017 como de 2018 hemos incluido la aportación municipal necesaria para el desarrollo del proyecto», explica.

El objetivo de esta infraestructura es canalizar las aguas desde la calle Mayor y calle Valencia hasta la Ronda Síndic Antoni Albuixech, lo que recogería todas las aguas pluviales de la parte norte de la población y, más concretamente, las del colector de la calle Sant Miquel, elemento de la red que incorpora las aguas de la zona deportiva y del Hogar del Jubilado. De esta forma, se aligeraría el volumen de aguas del actual colector de la calle Cano, punto en el que en la actualidad se concentran todas las aguas de esta área de la localidad.

La empresa adjudicataria de la actuación urbanística, que la Generalitat Valenciana incorporó en 2009 al Fondo del Plan Especial de apoyo a los municipios, solicitó la suspensión temporal total de los trabajos a finales del 2011, al no encontrarse recogida la cofinanciación de la misma en el contrato administrativo de obras formalizado con el organismo autonómico competente.

Esta situación generó una controversia entre la empresa y la Dirección General del Agua sobre la forma de elaborar las certificaciones de obra que no se solucionó hasta finales del año 2013, lo que provocó un importante retraso en el proyecto.

Sin embargo, transcurridos otros cuatro años, el importe para la financiación del 46 por ciento del coste total de la obra sigue sin ser abonado por parte del Consell, pese a que el consistorio municipal mantiene la consignación de los 286.260'75 euros necesarios para el desarrollo de los trabajos lo que, hasta el momento, ha impedido que la ejecución de este colector siga adelante.

Tras seis años de problemas con esta obra, el ejecutivo local espera que esta promesa de la administración autonómica sea la definitiva y se cumplan los plazos establecidos para el nuevo colector.

Almussafes ha ampliado el programa de 'Espai Gran, la iniciativa para promover las relaciones sociales y luchar contra la soledad de las personas mayores, con un servicio de transporte gratuito. Los usuarios podrán reunirse para realizar diferente actividades en el Hogar del Jubilado y podrán acudir en transporte público gratuito para facilitar el acceso a todos.

Fotos

Vídeos