La Generalitat acelera el proceso para construir una rotonda en Carlet

Zona en la que se construirá la rotonda. / lp
Zona en la que se construirá la rotonda. / lp

La infraestructura mejorará el acceso norte a la localidad y será un punto de partida para la futura circunvalación de la carretera CV-50

REDACCIÓN ALZIRA.

La Conselleria de Vivienda y Obras Públicas acelera el proceso de expropiación para construir la rotonda de acceso norte a Carlet. El próximo 26 de abril se prevé el pago de la fase previa a los propietarios de los terrenos que se expropian para iniciar la construcción de esta rotonda.

Este nuevo acceso a la ciudad supondrá una inversión de 125.000 euros y tiene como principal objetivo mejorar la seguridad vial en esta zona y será el primer paso para el futuro desvío de la carretera CV-50 a su paso por Carlet.

La alcaldesa de Carlet, Maria Josep Ortega ha mostrado su satisfacción por esta ocupación urgente de los terrenos que implica, según fuentes municipales, «rapidez» en la gestión por parte de la Conselleria para construir esta rotonda: «La Conselleria ha atendido y entendido la problemática que supone el paso de la carretera CV-50 y está dando los pasos necesarios para solucionar los problemas que supone el tráfico para la ciudad y esta rotonda es el primer paso».

La entrada a la población es uno de los puntos negros de la circulación

Ortega señala además la importancia de esta rotonda para los vecinos del Cortijo, ya que se trata de una de las reivindicaciones más importantes de este barrio de la ciudad que vive a diario con la inseguridad ciudadana y vial provocada por el tráfico rodado que circula por la CV-50 desde la entrada de Catadau. Con la construcción de la rotonda «se mejorará en seguridad porque permitirá una reducción de la velocidad a la entrada norte de la población.

La entrada a la población es uno de los puntos negros de circulación en la ciudad, dado que los vehículos circulan en el tramo entre Catadau y Carlet a una velocidad alta en una recta sin ninguna interrupción, de hecho han sido numerosos los accidentes que se han producido en el tramo próximo a la entrada en Carlet, según recordaron las mismas fuentes municipales. Este proyecto se suma a las actuaciones para la mejora de la seguridad vial en este barrio que se hicieron el pasado mes de octubre. Se construyeron tres pasos elevados de peatones en la calle de Vilanova (la misma CV-50) a la altura de los números 50,100 y 120, por parte de la Conselleria de Obras Públicas. La construcción de los pasos también conllevó el asfaltado junto a las aceras.

Además de la solucionar los problemas de inseguridad, la creación de esta rotonda supone también, según Ortega, «dignificar la entrada a la ciudad desde el Cortijo, hasta ahora se había prestado atención a todos los accesos a la ciudad y esta zona había quedado olvidada».

Fotos

Vídeos