La Font de la Figuera no descarta acciones contra Fomento por los daños de las obras

Momento de la reunión entre representantes del Consistorio y de Fomento. / lp
Momento de la reunión entre representantes del Consistorio y de Fomento. / lp

El Ayuntamiento asegura que es la única opción que dan desde el ministerio a su reivindicación de solucionar los problemas

BELÉN GONZÁLEZ LA FONT DE LA FIGUERA.

Tras varios años de lucha reclamando una solución definitiva para dar una solución a los daños ocasionados por las obras de la autovía A-33 en lo que a la canalización de las aguas se refiere, el Ayuntamiento de La Font de la Figuera ha mantenido una nueva reunión con representantes del Ministerio de Fomento para mostrarles, una vez más, los problemas y repercusiones que el proyecto ocasiona a caminos del término municipal y especialmente a los campos agrícolas.

Así, a invitación del propio consistorio, el jefe de Demarcación de Carreteras, Ismael Ferrer; el responsable de Zona, Vicente Ferrer y el director de obras, Jesús Redondo, mantenían un encuentro con el propio alcalde, Vicent Muñoz, y los integrantes del Consell Agrario Local, para transmitirle su preocupación y ver las posibles soluciones de Fomento. Un encuentro que, en palabras del primer edil de La Font de la Figuera, no ha servido nada más que «de mero trámite de cortesía», dado que no han conseguido ningún compromiso para atender a sus reivindicaciones.

«Agradecemos su predisposición a escucharnos una vez más, pero la única alternativa que nos dieron es que denunciáramos al Ministerio por daños patrimoniales», lamenta Muñoz, quien asegura que si finalmente nos les dejan otra opción, así lo harán. De momento, apunta, están recabando toda la información y contabilizando todos los costes que este problema está ocasionando al consistorio y al pueblo en general, en lo que a retrasos en la programación urbanística se refiere, documentación que deberían haber enviado y que no lo han hecho o el sobrecoste por las actuaciones de limpieza del barranco contiguo al tramo del minado dañado por las obras, entre otros que se irán sumando. Será la asesoría jurídica municipal la que establezca en su momento cuándo es conveniente dar curso a la demanda.

Si es cierto que Carreteras ha realizado una modificación al proyecto inicial, pero que no han trasladado ni informado a la Conselleria. Una modificación que, según el alcalde, no resuelve el problema, si no que lo traslada a otro lugar. El cambio supone una variación de los vertidos de las aguas en campos particulares que «quedarán totalmente inundados sin alternativa, ni expropiación o indemnización alguna».

El primer edil insiste en que «si la solución que plantean pasa por inundar unos campos para que al llenarse estos, el agua termine vertiéndose al túnel del ferrocarril y ésta inunde el Barranc d'Ernesto (Gil-Martínez), nos posicionaremos en contra y estudiaremos las acciones legales pertinentes para evitar este vertido de cuencas».

El consistorio también invitó a esta reunión a los técnicos de la Conselleria de Vertebración del Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat, que no recibieron las 34 modificaciones del trazado de la carretera hasta 2014 y que, tras la petición de informes de inundabilidad, el Ministerio ignoró.

Al respecto, Muñoz ha destacado a la Conselleria como pieza fundamental en este asunto, agradeciéndole que «nos acompañe en un buen seguimiento y la afectación de dichas obras por el bien de los caminos públicos y los campos de particulares, ya que el órgano competente es Conselleria, a quien el Ministerio está obligado a informar también de sus acciones, especialmente cuando pueden suponer desvíos de las cuencas endorreicas o aumentos de caudal en las mismas o barrancos», reclamando la necesidad de información sobre plazos y actuaciones, «porque cualquier desarrollo urbanístico que tengamos que hacer podría quedar en suspenso hasta que el Ministerio terminara todas sus actuaciones en el término municipal de la Font de la Figuera».

«Si hubiera voluntad de escuchar deberían actuar para evitar llegar hasta las acciones legales. Es responsabilidad de quien ha realizado las obras buscar la mejor solución y lo más rápidamente posible a este gran problema, que de no canalizarse todos los desvíos del caudal de las aguas, modificado a partir de las obras del AVE y la autovía, seguirá destrozando caminos y campos de particulares cada vez que llueva», asegura el alcalde.

Cabe recordar que el consistorio, junto con los representantes de la Comunidad de Regantes y de la Cooperativa La Viña hace tiempo que vienen transmitiendo a las diversas Direcciones Generales su preocupación por la inundación de sus campos con la llegada de fuertes lluvias, especialmente a su paso por la Foya de Manuel y el barranco dels Molins, que termina pasando por delante de la Cooperativa la Viña y desemboca posteriormente en el camino de la Veredeta, sin ninguna canalización. Esto les provoca importantes daños puesto que quedan totalmente inutilizados, con el consiguiente alto coste para los agricultores. De hecho, el Ayuntamiento ha invitado a esta sesión a numerosos agricultores, afectados y preocupados por buscar una solución.

Fotos

Vídeos