Fomento inicia la colocación del viaducto sobre el río Júcar incluido en la variante Cullera-Favara

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, durante su visita a la zona. / lp
El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, durante su visita a la zona. / lp

La nueva autovía tiene una longitud de algo más de ocho kilómetros y está diseñada para una velocidad mínima de cien kilómetros por hora

MANUEL GARCÍA CULLERA.

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, asistió al inicio del lanzamiento del viaducto sobre el río Júcar que forma parte de la Variante Cullera-Favara de la N-332 que está ejecutando el Ministerio de Fomento. Junto al jefe de demarcación de Carreteras del Ministerio, Ismael Ferrer, comprobó el inicio de esta complicada maniobra de ingeniería civil que tiene previsto durar cuatro días. También asistieron el alcalde de Cullera, Jordi Mayor y la alcaldesa de Sueca, Raquel Tamarit, así como concejales de Favara y Tavernes de la Valldigna.

El viaducto, de 216 metros de longitud, y con un peso de 1.800 toneladas ha sido construido en la margen derecha del río Júcar sobre el pedraplén que constituirá el tronco de la autovía.

Los elementos metálicos del orden de 30 metros de longitud han sido fabricados en talleres de Madrid y A Coruña y transportados hasta el lugar de montaje mediante vehículos especiales. Se ha minimizado el número de soldaduras a ejecutar en obra, que han sido debidamente auscultadas en su totalidad.

Una vez montado el puente se apoyará sobre pilas provisionales situadas sobre plataformas móviles autopropulsadas y coordinadas entre sí telemáticamente de modo que se avance el conjunto de la estructura hasta su posición definitiva.

El cauce del río se cruzará con parte del puente en voladizo por lo que se ha contrapesado en el lado opuesto colocando las prelosas y hormigonando la losa definitiva.

El viaducto tiene un peso de aceroestructural de 1.369.666,53 kilos. Las péndolas miden 336,37 metros. Se han usado 2.666,47 metros cúbicos de hormigón, 293.930,24 kilos de acero para armar, 5.450,00 metros de pilones. 864 metros de petril metálico.

El Ministerio de Fomento está ejecutando las obras de la variante de Cullera y Favara de la N-332, que consiste en la construcción de un nuevo tramo de la autovía A-38 continuación de los tramos Sollana-Sueca (en servicio desde diciembre de 2011) y de la variante de Sueca (en servicio desde julio del pasado año 2008).

La nueva autovía se localiza en los términos municipales de Sueca, Cullera, Favara y Tavernes de la Valldigna y tiene una longitud de 8.620 metros habiendo sido diseñada para una velocidad mínima de 100 kilómetros por hora.

Moragues destacó que esta obra es una de las principales inversiones que está realizando el Ministerio de Fomento en la Comunitat: «Es un ejemplo más del compromiso del Gobierno con nuestras infraestructuras, infraestructuras que nos harán más competitivos y mejorarán la seguridad vial, que es uno de nuestros objetivo prioritarios».

Con la nueva variante que se estaba llevando a cabo se eliminará un punto negro de la red viaria y se descongestionará el tráfico actual en la N-332 que actualmente es de 18.240 vehículos diarios con un 12,75% de pesados. «De esta manera el tráfico pesado ya no pasará por dentro de los municipios por donde discurre la variante y en la época estival donde hay un mayor tráfico habrá una mayor fluidez circulatoria», explicó el delegado.

La autovía está formada por dos calzadas con 2 carriles de 3,50 metros cada una y arcenes interiores de 1,50 y exteriores de 2,50. La mediana es de 2 metros. Según informaron desde la Delegación del Gobierno, se ejecutarán 21 viaductos así como 5 pasos superiores y 11 pasos inferiores. Para la cimentación de todas las estructuras será necesaria la hinca de 71.000 metros de pilotes prefabricados de hormigón. Las obras incluyen la reposición de todas las acequias de la zona así como la continuidad de la servidumbre de paso de los caminos interceptados por la traza.

Para minimizar el impacto ambiental se llevarán a cabo medidas de protección del suelo, de la fauna, pantallas acústicas, excavaciones arqueológicas, plantaciones e integración paisajística. Moragues destacó el esfuerzo inversor del Gobierno en esta obra con un presupuesto de 118.856.246,82 euros.

Más

Fotos

Vídeos