Los empresarios reivindican la autovía del Morquí para mejorar la conexión con la Safor

Reunión de los empresarios para solicitar la finalización de la autovía. / lp
Reunión de los empresarios para solicitar la finalización de la autovía. / lp

Las asociaciones empresariales de ambas comarcas la consideran «una infraestructura esencial» para el desarrollo económico

BELÉN GONZÁLEZ ONTINYENT.

La Confederación Empresarial de la Vall d'albaida (COEVAL) y la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor (FAES) reivindican conjuntamente a la Generalitat la finalización de la autovía del Morquí, vía de comunicación que une ambas comarcas centrales de la Comunitat Valenciana. Lo han hecho en la reunión que han mantenido en la sede de COEVAL, en Ontinyent y en la que ambas asociaciones empresariales han coincidido en calificar esta autovía como «infraestructura esencial» para el desarrollo económico y social de ambos territorios.

Y van más allá porque además consideran que la conversión de la actual CV-60, que une l'Olleria con Gandía, en autovía también repercutirá en toda la Comunitat Valenciana «al ser una vía de comunicación del litoral valenciano con Madrid».

En su demanda, COEVAL y FAES cuentan con el apoyo de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana, quien en un informe sobre las infraestructuras que necesita la Comunitat que han hecho público recientemente incluye expresamente la prolongación de la autovía CV-60, en el tramo Terrateig-enlace con la A7.

Desde las confederaciones empresariales de La Vall y La Safor muestran su confianza en que la Generalitat finalice «este importante tramo de autovía», puesto que, aseguran, «con la mejora de las comunicaciones se vertebra con hechos el territorio y se impulsa la actividad económica de comarcas que están equidistantes de los puertos y aeropuertos de Valencia y Alicante».

Entienden que, teniendo una ubicación estratégica privilegiada, ven lastrada su competitividad por contar con infraestructuras incompletas como ésta, a pesar de la demanda histórica de su finalización.

Cabe recordar que el primer tramo de la autovía se impulsó en 2002 y en 2007 se concluyó el desdoblamiento del tramo que va desde Ròtova y Terrateig en la comarca de La Safor. En el proyecto, además de la conversión de este tramo en autovía contemplaba la mejora en el acceso a otros municipios, remodelando los enlaces existentes a este tramo y la construcción de nuevos como los de Llocnou y Castellonet, así como la construcción de la nueva CV-610 de acceso a Benicolet desde el enlace de Terrateig.

El siguiente tramo, el que va desde Terrateig hasta l'Olleria, ya en la comarca de la Vall de Albaida, es el que se encuentra paralizado. En 2012, el entonces secretario de Infraestructuras de la Generalitat explicaba que el proyecto de desdoblamiento estaba listo, pero que se habían topado con yacimientos arqueológicos que estaban retrasándolo.

Es por ello que los empresarios de setas comarcas consideran necesario que la Generalitat debe dar un paso adelante y consignar presupuesto para hacer posible la finalización de esta autovía que, aseguran, «abre nuevas oportunidades de desarrollo económico» no sólo para La Vall y La Safor, sino para toda la Comunitat. De hecho, muestra su disposición al Consell para «trabajar conjuntamente en la esperada solución que permita completar la autovía del Morquí», manifiestan.

Nuevo presidente

Esta reivindicación conjunta es fruto de la reunión de trabajo realizada y que sirvió para la presentación del nuevo presidente de la Confederación de Empresarios de La Vall, Javier Cabedo y para reconocer la labor y en el caso de FAES, la buena relación mantenida con el anterior presidente, Rafael Pla.

En la reunión también se acordó impulsar la cooperación entre ambas asociaciones empresariales que, cabe recordar, aúnan a múltiples sectores de las dos comarcas, con el objetivo de avanzar en soluciones referidas a temas en los que comparten intereses y que puedan ayudar a la vertebración de ambos territorios.

Más

Fotos

Vídeos