Los empresarios de Cullera se reúnen para exigir la ampliación del servicio de asistencia médica

En el manifiesto firmado se incluyen tanto el apoyo a las acciones de la Conselleria como el malestar por el daño turístico producido

LAURA BOSCÁ CULLERA.

Tras varias semanas de reivindicaciones, asociaciones de empresarios, junto con la asamblea de Promoción Económica, han decidido reunirse para hacer llegar a la ciudadanía y gobernantes un comunicado sobre su malestar respecto al tema de la gestión sanitaria en la Ribera.

Entre las reivindicaciones se ha manifestado el apoyo a las acciones iniciadas tanto por la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana como por el Ayuntamiento de Cullera para exigir a la empresa concesionaria el restablecimiento de las prestaciones sanitarias suprimidas. También la decisión de colaborar activamente en la campaña de recogida de firmas que ha sido impulsada por el Ayuntamiento del municipio para mostrar así el malestar ciudadano con respecto a esta situación y exigir a Ribera Salud que atienda a las peticiones de pacientes y administraciones públicas.

Otra de las reivindicaciones, una de las más importantes para empresarios y ciudadanos, es la reapertura del consultorio del Racó, una vez solucionados, por parte del Ayuntamiento, los problemas técnicos aducidos por la empresa para cerrarlo el verano pasado.

Además, también se pide que «se amplíe la apertura del consultorio del Oasis a las tardes y que se recuperen las urgencias eliminadas, así como que se amplíen la asistencia en el Faro de lunes a viernes y hasta las tres de la tarde al multiplicarse la población residente en esta pedanía», declaraban.

También el «malestar» por el modo en que esta decisión pueda afectar a la atención sanitaria de los pacientes así como por el «daño» que pueda causar al sector turístico, han sido temas de esta reunión. «Entendemos que la sanidad es un derecho fundamental básico que no puede ser mercantilizado ni estar sometido a los intereses económicos de ninguna gran corporación», aclaraban.

Por último, con este manifiesto se ha querido «realizar un llamamiento a la unidad de todos los agentes sociales y políticos para que este tema no se politice y prevalezca la defensa del interés general de los ciudadanos, espíritu que ya se demostró en el pasado pleno municipal con el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas con representación a la propuesta del gobierno municipal para exigir a la empresa el restablecimiento del servicio sanitario en los consultorios de la playa».

Por su parte, la Mancomunitat de la Ribera Alta, ha aprobado en el pleno la propuesta de acuerdo sobre la reversión de la gestión del Hospital de la Ribera impulsada por el grupo socialista, que contó con el beneplácito del resto de grupos con la excepción de algunos Ayuntamientos de la comarca.

«La sanidad no es un negocio», aseguraba Txema Peláez, presidente de la Mancomunidad, quien además añadía que «ésta es una propuesta que ya se hizo en la campaña del Govern del Botànic, por lo que ahora solo estamos cumpliendo con lo prometido».

«Con el porcentaje que ahora se queda la empresa en gestión se podrá contratar a más gente y tener más recursos, algo que el hospital necesita con urgencia», ha declarado Peláez, quien confía en la resolución del tema.

Fotos

Vídeos