La Diputación mejora la seguridad en Montserrat

Visita del diputado y el alcalde a la zona. / lp
Visita del diputado y el alcalde a la zona. / lp

Los nuevos accesos al polígono Font de l'Om acabarán con uno de los puntos más conflictivos de las carreteras de la zona

REDACCIÓN ALZIRA.

El diputado de Carreteras, Pablo Seguí, visitó esta mañana la nueva intersección y acceso al polígono industrial Font de l'Om, en Montserrat. Una actuación que, como destacó, «ha permitido acabar con uno de los puntos más conflictivos de la CV-415, con una alta concentración de accidentes debidos, fundamentalmente, a la presencia en un tramo de alta de densidad circulatoria de dos intersecciones muy cercanas, con giros a izquierdas, y con muy baja visibilidad».

Acompañado por el alcalde de Montserrat, Josep Maria Mas, el titular de Carreteras ha comprobado sobre el terreno la mejora experimentada en materia de seguridad vial, tanto en la intersección que da acceso al polígono industrial, donde la reorganización de las entradas y las salidas, ha permitido incrementar la visibilidad tanto de los vehículos que circulan por la carretera como de los que pretenden acceder a ella. La actuación ha servido además para actuar sobre la intersección ubicada a 25 metros de distancia, que da acceso a un camino vecinal, donde se ha aperturado el espacio existente y se ha construido una pequeña isleta pintada en rojo, para ordenar la circulación de los vehículos. El presupuesto global de esta obra ha sido de 150.000 euros.

Tras la visita a Font de l'Om, Seguí se reunió con el alcalde de Llombai, Anselmo Cardona, y los primeros tenientes de alcalde de Real y Montroy para ver sobre el terreno el resultado de las obras de acondicionamiento y reasfaltado de la CV-422, que conecta la primera de estas poblaciones con las otras dos. Además de mejorar las cunetas a lo largo de todo el trazado, la actuación ha servido para poner al día una carretera que, después de años de abandono, había alcanzado un grave estado de deterioro, sobre todo en el tramo más cercano a Llombai.

En este tramo, de 3,5 kilómetros de longitud, la Diputación ha utilizado algunas de las nuevas mezclas bituminosas que ya se están aplicando en otras actuaciones, como los refuerzos de firme llevados a cabo en Algemesí y Carcaixent. También se han testeado mezclas de bajo espesor que permiten obtener óptimos resultados en materia de durabilidad y antideslizamiento con una menor cantidad de asfalto, lo que reduce costes. El acondicionamiento de la CV-422 ha supuesto una inversión de 525.000 euros.

Fotos

Vídeos