Detenidos por querer vender cítricos robados

REDACCIÓN.

La Guardia Civil ha detenido a tres personas que pretendían vender en una frutería de Cullera 400 kilos de naranjas y mandarinas sustraídas haciéndose pasar por sus propietarios legítimos para intentar suministrar la mercancía a establecimientos de la zona. Los agentes han recuperado naranjas de la variedad Navelina y mandarinas de la variedad Clementina, dentro de los servicios establecidos de forma permanente por la Guardia Civil de Valencia para evitar el robo y comercio ilegal de productos del campo en explotaciones agrícolas y en establecimientos de compra de esta mercancía. Los detenidos son de nacionalidad española y de 26 años de edad, y dos de ellos fueron interceptados mientras pretendían vender cítricos en una frutería de Cullera.

Fotos

Vídeos