Desmantelan una plantación de 25 kilos de marihuana en Alzira

La Policía Nacional detiene a dos hombres por un delito contra la salud pública tras comprobar que la casa disponía de plantas

REDACCIÓN ALZIRA.

La Policía Nacional ha desmantelado una plantación de 25 kilogramos de marihuana en una vivienda de Alzira y ha detenido a dos hombres, de 32 y 48 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.

Los agentes comprobaron que el inmueble disponía de plantas de marihuana en proceso de secado, además de focos, arrancadores eléctricos y aparatos de aire acondicionado repartidos por la edificación. Además, en una de las habitaciones había hasta 420 plantas de marihuana.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento la Policía de que en una vivienda de Alzira se podría cultivar marihuana, ante las sospechas de que allí no residía nadie y comprobar que por las noches se producía un trasiego de personas que entraban y salían sin pernoctar, además de portar generalmente bolsitas.

Ante esta situación, los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones de la vivienda, percatándose que de la misma salía un fuerte olor a marihuana.

Los policías realizaron un registro donde intervinieron unos 25 kilogramos de marihuana en proceso de secado, así como dos focos de alto rendimiento, 30 balastros, 30 lámparas y tres aparatos de aire acondicionado, junto a ventiladores y diverso material para el cuidado de la plantación.

Una de las habitaciones tenía 420 macetas y otra estaba totalmente habilitada para el cultivo de plantas mediante la modalidad hidropónica, con el suelo lleno de tierra a modo de huerta. Además, una parte de la vivienda se encontraba parcialmente derruida, con andamios y escombros. Muestra de que el inmueble se utilizaba únicamente para cultivar la droga ya que no estaba en condiciones de ser habitada y contenía todo el material necesario para el cuidado de la marihuana.

Por todo ello, los agentes detuvieron a los dos hombres responsables del inmueble como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

Los detenidos son de origen marroquí y uno de ellos, el que posee antecedentes, ha pasado a disposición judicial en Alzira, mientras que el otro ha quedado en libertad tras prestar declaración, no sin antes ser advertido de la obligación de comparecer cuando sea requerido.

Fotos

Vídeos