El PP denuncia una subida del 33% de la tasa de basura por «la mala gestión socialista»

Representantes del PP en Ontinyent hablando sobre la gestión de residuos. / lp
Representantes del PP en Ontinyent hablando sobre la gestión de residuos. / lp

Los populares critican la falta de infraestructuras, el COR reconoce que esto supone una desventaja y apunta a la reducción de unidades fiscales

A. TALAVERA ALZIRA.

El Partido Popular ha denunciado que los vecinos de los 93 municipios incluidas en el Consorcio de Residuos V5 (COR) «van a terminar pagando la mala gestión socialista con un escandaloso incremento medio en la tasa de basuras del 33,8%».

Los diputados populares Elisa Díaz y Evarist Aznar han lamentado que la «incapacidad demostrada por los gestores socialistas para llevar adelante los planes de mejora del tratamiento de los residuos en la Vall d´Albaida, La Safor, La Costera, La Canal de Navarrés y el Valle de Ayora-Cofrentes va a repercutir de manera importante en la cantidad que pagan los ciudadanos por la recogida de las basuras».

Así, han desvelado que la subida será especialmente acusada en Xàtiva, donde la subida es del 28% y cada vecino pagará 79 euros o en Ontinyent, donde el recibo llegará a los 72 euros, un 32,15% más que en 2017. Aunque por porcentaje, los municipios más perjudicados son Salem (+68,5%) y Benisuera (+55%).

Por comarcas, los incrementos medios son del 33,58% en la Vall d´Albaida, 33,42% en la Safor, 38,86% en el Valle de Cofrentes-Ayora, 29,50% en la Canal de Navarrés y del 35,1% en la Costera.

Evarist Aznar ha explicado que estas tarifas, aprobadas en la última asamblea que el COR celebró en 2017, se empezarán a aplicar en junio, una vez publicados los padrones por parte de la Diputación de Valencia, momento en el que comienza el periodo de pago voluntario que se extiende durante los meses de junio y julio.

Además, la diputada autonómica Elisa Díaz ha añadido que los vecinos de la Mancomunitat de la Vall d´Albaida tendrán que pagar 3 euros adicionales por persona durante los próximos cuatro años. Según ha explicado, «el motivo son los sobrecostes derivados del incumplimiento de los compromisos de los actuales gestores para mejorar el tratamiento de los residuos que produce la comarca».

También ha denunciado, en estas comarcas «faltan infraestructuras y las que estaban planteadas las desechan. Ya no sabemos ni donde va a ir la planta ni cuando la van a hacer y si la solución seguirá siendo llevar la basura fuera, y colapsar otras plantas de tratamiento».

El COR ha admitido la subida del 33% de media de los recibos pero ha recordado que pese a ésta, «continúa siendo el recibo medio más barato de los 13 consorcios de la Comunitat Valenciana».

El gerente del Consorcio, Sergi Pérez, que ha pedido que se aleje a esta entidad de la lucha política ha explicado los motivos de este incremento de la tasa, una tasa que fue «aprobada por el 98% de los votos, también por el PP». Sólo Terrateig, la Llosa de Ranes y Guadasséquies votaron en contra.

Así, una de las principales causas de la subida del recibo es la nueva distribución de flujos que «evita que 3.000 toneladasvayan a vertedero, cada mes, por la mejora de nuestra eficiencia ambiental». Además, del aumento de número de ecoparques en la zona de acción.

Otro aspecto es la variación de las unidades fiscales que este año bajan en torno a las 6.564, lo que supone que la cantidad de objetos entre los que repartir los costes del servicio, es menor. El gerente del COR también ha explicado que la tipología de los municipios (la mayoría muy pequeños provoca que el aumento de las toneladas «produzca importantes variaciones en los recibos». Por último, la falta de instalaciones propias es otra de las causas del precio del tratamiento de residuos.

El PP apunta a Ontinyent

Sobre la deuda de la Mancomunitat, el popular Aznar ha señalado que el conjunto de los ayuntamientos tienen pagos pendientes por valor de 977.488 euros, de los cuales más del 56%, 550.618 euros, los adeuda el Ayuntamiento de Ontinyent.

La portavoz del PP en la ciudad, Mercedes Pastor, ha señalado que Jorge Rodríguez ha «causado la paralización de la recogida de basura a todos los vecinos de la comarca, por no pagar la deuda y ha tratado de parchearlo en su municipio contratando supuestamente a una empresa distinta».

Por su parte, el consistorio ha afirmado que están al día con el pago de facturas de la Mancomunitat. «Las dos últimas facturas emitidas no se pueden computar como deuda porque están en periodo de pago y se abonarán cuando se autorice por la Intervención», ha apuntado el concejal de Hacienda, Joan Sanchis.

En cuento a la deuda de unos 200.000 euros que la Mancomunitat reclama al Ayuntamiento desde que Filiberto Tortosa, exteniente de alcalde popular, era presidente, Sanchis ha explicado que se trata de facturas no justificadas y «que no pueden ser pagadas».

La Mancomunitat ha avalado las explicaciones del Ayuntamiento de Ontinyent y ha añadido sobre la deuda que «se encuentra en proceso de reconocimiento y negociación, como se ha hecho con éxito en otras poblaciones».

Fotos

Vídeos