«Las culpitas son ajenas»

El COR V5 no debería tergiversar las cosas. Como dice la canción, «las culpitas son ajenas». Pero la alternativa al vertedero de Llanera no se ha retrasado por culpa de la tardanza del Consell en replantear las normas que han de regir el nuevo modelo. «Què té que vore la cua per a córrer?» Se ha demorado porque sus «equipos técnicos y jurídicos (...) llevan más de un año preparándose para el nuevo escenario», como el mismo organismo admite, en lugar de construir alguna de las multiplantas de tratamiento de desechos que viene prometiendo desde 2015. Y que si damos por bueno el exagerado papel que de repente está otorgando a las instalaciones de biorresiduos y a las llamadas «islas de compostaje» apenas sí tendrán trabajo, ya que buena parte de la basura se quedará por el camino y no llegará al basurero. La cuestión es no admitir que, en lo atinente a actividades nocivas, molestas o peligrosas, es más fácil obstaculizar que resolver. Ejemplos de soluciones abortadas tenemos ya unas cuantas: la planta de tratamiento de residuos sanitarios de Xàtiva, los vertederos de Barxeta y Llanera, etc.

De pueblo, nada; ciudad desde 1347. Alfonso Rus declaró en la comisión de Les Corts Valencianes que investiga la gestión de Feria Valencia que cuando empezó a militar en el PP él «era el del pueblo». Mal hecho. Un setabense no debe sentirse ni decir que es de pueblo, bajo ningún concepto, siendo Xàtiva ciudad, la segunda del Reino de Valencia, desde que Pedro IV de Aragón le otorgó este privilegio en 1347 por la fidelidad que le guardó durante la Guerra de la Unión.

La quema de Valencia. Los partidarios de otorgarle a la quema de Xàtiva el matiz que no tuvo deberían saber que, de la misma manera que Xàtiva y Burriana salieron beneficiadas por alinearse con el monarca en dicha contienda, la desleal Valencia estuvo a punto de ser arrasada por las huestes de un rey que no tenía nada de Borbón ni de francés y era tan nuestro como Pere II de Valencia y IV de Aragón. Lo admite el mismo el Cerimoniós en su crónica: «És ver que nós, per la gran rebel·lió que ens havien feta los de la ciutat, érem d'enteniment que la ciutat fos cremada e destruïda e arada de sal, per tal manera que jamés persona no hi habitàs». Vamos que esto de socarrar ha estado aquí a la orden día hasta el año 1939.

Se tala más que se repone. Antes se quemarán todos los plataneros de la Alameda en un castillo de fuegos artificiales, como ocurrió el día 19, que repondrá el ayuntamiento uno sólo de los fallecidos de muerte natural. Cortar árboles en perfecto estado de revista, en cambio, es un deporte que practican todos los concejales de parques y jardines de España con fruición. ¿Por qué será? Y la nuestra no podía ser una excepción. No ha dejado ni uno de los existentes en la plaza de Sant Agustí. El daño que estaban haciendo a la acera ha sido la razón esgrimida por Pilar Gimeno para que la tala fuera la primera tarea a acometer en las obras, según admite la nota de prensa. El arbolado abatido será sustituido, según la señora Gimeno, por una especie más adecuada a ese entorno. Extremo que sólo la próxima generación y los más «cul de morter» de la presente podrán juzgar.

Morella se queja con retraso. Lo ha hecho con dos meses de retraso respecto a Xàtiva, pero el consistorio de Morella también se ha quejado de haber quedado excluido del 1,5% de las ayudas que el Ministerio de Fomento destina a la cultura. Mucho valor es lo que tiene su alcalde presidente Rhamsés Ripollés Puig. El Consell de su paisano Ximo Puig le está dando dinero a manos llenas y aún quería que el Gobierno central le concediera 800.000 para consolidar un tramo de la muralla entre las torres de la Pardala y Sant Francesc. ¿Sabe cuántos lienzos de las defensas de Xàtiva amenazan con desmoronarse de un momento a otro?

Ciudadanos se despereza. No sólo hay una Europa de dos velocidades. Mientras Ciudadanos va como un cohete en Cataluña y, de resultas de ello, en el resto de España, la delegación de Xàtiva es un atardecer en la Albufera, en nuestro caso de Anna. Su órgano de expresión ha vuelto a dar signos de vida después de un sinfín de meses de inactividad. Lo que ocurre es que son tan escasos que lo más interesante que ha publicado es un mensaje. El escrito de una setabense que denuncia que en la convocatoria de los exámenes la Dirección General de Tráfico se habla de «Xátiba», con acento agudo y be. «La guardia civil y la policía -afirma- tendría que detenerlos por delito ortográfico y por estar contra los 'ciudadanos' de Xàtiva».

El 14 de abril, «noche sangrienta». El Ayuntamiento de Canals quedó tan encantado del nivel cultural y educativo del espectáculo celebrado el año pasado que ha vuelto a contratar a Eventos Zombies LZD para que le monte otra «noche sangrienta» el 14 de abril, aniversario de la II República, precisamente. Ahora, que no le busquen tres pies políticos a este gato, que no los tiene. Es que son así de raritos Ricardo Requena, Celia Ibáñez y cía. Media Valencia, entre hoteleros y vecinos, quejándose de las gastrofurgonetas y ellos organizan una feria de fritanga y comida basura ambulante. Lo que para todos los ayuntamientos constituye un problema caro y difícil de resolver, las pintadas callejeras, para ellos es un motivo perfecto para convocar un concurso. Lo dicho: raros, raros.

Fotos

Vídeos