Cullera reinicia las obras de la piscina paradas desde 2014

El alcalde y ediles, durante su visita a la piscina. / lp
El alcalde y ediles, durante su visita a la piscina. / lp

El acuerdo con la Generalitat permitirá reanudar unas actuaciones que se paralizaron durante el gobierno del PP

REDACCIÓN ALZIRA.

Después de tres años y medio de parálisis, las obras de la piscina cubierta de Cullera se reanudan este viernes. El ayuntamiento y el Consell firmaron ayer el acuerdo que desatasca el proyecto.

El desbloqueo se produce tras meses de negociaciones e intenso trabajo por parte de ambas Administraciones para encontrar una solución a la compleja situación burocrática en la que había quedado esta infraestructura durante los últimos años de gestión del PP, cuando la falta de recursos económicos frenó en seco la continuidad de los trabajos.

El alcalde, Jordi Mayor, visitó las instalaciones acompañado por el concejal de Urbanismo, Juan Vicente Armengot.

«El president Ximo Puig adquirió un compromiso con Cullera para salvar el escollo de la financiación de la obra y lo ha cumplido. Eso nos permite que ya desde mañana se reanuden los trabajos para acabar la primera fase y el modificado de la obra», apuntó Mayor.

La inversión del modificado asciende a 464.000 euros de los que el consistorio se hará cargo de 211.000. Por su parte, la Generalitat correrá con los gastos íntegros de la finalización de la primera fase.

El acuerdo también contempla que sea el Consell el que pague íntegramente los alrededor de 400.000 euros de la seguridad de la piscina, correspondientes al coste de haber mantenido la vigilancia de las instalaciones desde que se paralizara su ejecución en junio de 2014.

Por otra parte, existe el compromiso de la Generalitat de dotar con dos millones el desarrollo de la segunda fase, cuyo proyecto ya está en redacción. Esa cuantía figurará en el presupuesto autonómico del próximo año. Se prevé que la primera fase esté lista a principios de 2018 aunque las autoridades municipales prefieren mostrarse prudentes a la hora de establecer plazos. «No vamos a caer en el error del pasado de decir que la piscina estará acabada para esta o aquella fecha. Después de esta primera fase aún tendremos que abordar la segunda y eso llevará unos meses más mientras se licitan las obras y se ejecutan», declaró el alcalde.

Además de una piscina de 25 metros y otra más pequeña, el complejo deportivo cuenta con un gimnasio, salas para la práctica de otros deportes, zona de spa, una cafetería y un aparcamiento subterráneo.

Fotos

Vídeos