Cullera rehabilita la urbanización Faro del Mediterráneo después de cinco décadas

El Ayuntamiento adjudica las obras para mejorar las condiciones de seguridad e instalar alumbrado y dar respuesta así a las demandas vecinales

A. TALAVERA DATA.

El Ayuntamiento de Cullera procederá a la mejora y rehabilitación de la urbanización Faro del Mediterráneo tras más de cincuenta años de abandono por parte de la Cooperativa de Viviendas Faro del Mediterráneo. El lugar se encuentra en un pésimo estado, con vegetación que invade las zonas pavimentadas, sin aceras en gran parte de los viales, con los firmes y pavimentos destrozados y sin un sistema de alumbrado.

El consistorio ha elaborado un proyecto de obras para la adecuación de la zona en el que se calcula un coste aproximado de 110.000 euros. Las obras ya han sido adjudicadas a la firma Pavasal, ha explicado el concejal de Urbanismo, Juan Vicente Armengot.

El proyecto constará de unas actuaciones previas que se centrarán en la puesta a punto de las aceras para las obras, haciendo excavaciones y limpiando. También se construirán muros pretiles de hormigón armado. El grueso del proyecto será la mejora y construcción de firmes y pavimentos y, por último, se instalará un sistema de alumbrado público.

La Cooperativa de Viviendas Faro del Mediterráneo, empresa constructora, se encuentra actualmente en proceso de liquidación y no ha terminado la urbanización, a pesar de haber transcurrido 51 años desde que suscribió el acuerdo para urbanizar la zona con la Empresa Municipal Urbanizadora de Cullera (EMUCSA.). Tampoco se ha llevado a cabo la rehabilitación de infraestructuras a la que se comprometió en un proyecto presentado ante el ayuntamiento el año 2006.

Previamente, el consistorio había intentado localizar a los liquidadores de la Cooperativa de Viviendas, los cuales dejaron clara su pasividad ante los hechos. Además, no habrían podido acometer ninguna operación de rehabilitación ni finalización de obras ya que su misión es la de liquidar esta cooperativa.

Ante las quejas vecinales sobre el estado de la urbanización, el ayuntamiento también exigió a las distintas promotoras de obras de edificación la urbanización del entorno y la ejecución de obras, respondiendo en todo caso con los avales que se depositaron en su día a la hora del otorgamiento de las licencias de obras.

Ante esta tesitura, la solución al problema de las infraestructuras habrían quedado completamente paralizada de no ser por la coordinación y gestión directa del consistorio. En consecuencia, el Ayuntamiento de Cullera ha decidido proceder a la ejecución de las obras, habiendo incautado ya los avales y calcula que el plazo de ejecución podría alargarse durante cuatro meses.

Armengot ha señalado que Cullera afronta «numerosos conflictos urbanísticos por las políticas del pasado» y ha agradecido a los vecinos su «eterna paciencia» ya que «no es de recibo que hayan tenido que esperar tanto».

Más

Fotos

Vídeos