Cullera refuerza la seguridad ante la llegada de 160.000 personas al festival Medusa

Presentación de la nueva edición del festival Medusa en Cullera. / lp

El dispositivo policial se incrementará para garantizar la seguridad en el recinto y en la ciudad y se realizarán diferentes controles

A. TALAVERA CULLERA.

Cullera se prepara para vivir la cuarta edición del Medusa Sunbeach Festival 2017. Una edición en la que la organización del evento de música electrónica espera recibir a 160.000 personas, un 10% más que el año pasado. Por este motivo, el Ayuntamiento ha preparada un dispositivo policial especial para garantizar la seguridad de los asistentes y visitantes de la ciudad costera. El alcalde de Cullera, Jordi Mayor, ha anunciado que la Policía Local redoblará sus esfuerzos de cara a la celebración del evento musical que tendrá lugar del 9 al 15 de agosto y que espera ser el que más público congregue de España.

«Vamos a incrementar el dispositivo de Policía Local con más refuerzos para hacer frente a este nuevo reto que se nos plantea», ha dejado claro el primer edil. «El año pasado ya afrontamos una prueba de fuego y ahora volvemos a hacerlo avalados por la experiencia y el buen hacer que se demostró en la anterior edición», ha reseñado.

Se pretende con ello «dar mayor tranquilidad a los asistentes y que el dispositivo que atienda al Medusa sea igual que el del resto de la ciudad. La celebración del Medusa supone tener otra ciudad dentro de la ciudad. Nuestro compromiso es que el festival y el resto del municipio estén completamente atendidos», ha destacado, en unas fechas en las que Cullera puede llegar a concentrar alrededor de 400.000 personas.

La Policía Local extremará los controles y aplicará medidas que eviten el colapso del tráfico. Además, implementará una nueva estrategia para atajar la venta ambulante que durante esas fechas aprovecha la llegada masiva de gente para 'colarse' en los alrededores del recinto y hacer el agosto.

Mayor ha destacado que la organización y el Ayuntamiento trabajan de forma coordinada durante todo el año para que todo salga bien. «Los técnicos municipales supervisan todos los planes de prevención», ha tranquilizado, y se ha encargado de subrayar que Cullera aplica medidas de seguridad desde hace tres años para evitar situaciones como la vivida este fin de semana en un conocido festival celebrado en Cataluña.

Al mismo tiempo, ha recordado que durante esas fechas se reforzará el dispositivo sanitario con más recursos como por ejemplo un hospital de campaña para evitar la saturación del centro de salud de la localidad.

Y es que el enorme crecimiento de este festival, que en cuatro años ha pasado a multiplicar por diez el número de asistentes, ha hecho necesario ampliar el recinto donde se celebra.

La organización ha reordenado este año el mapa del recinto para dar cabida a un fuerte aumento del público por lo que la zona musical tiene capacidad para más de 50.000 festivaleros al día y, por primera vez, el escenario principal mirará hacia el río, y no hacia el mar.

Además, también se ha agrandado el área de acampada que este año puede acoger a 13.000 personas tras ser ampliada esta primavera en 10.000 metros cuadrados adicionales en dirección al Pont de la Bega, que cruza el Río Júcar, en respuesta a la presión de los fans para habilitar más plazas.

La llegada de más visitantes también supondrá, a juicio del primer edil, un mayor impacto positivo para la economía local. Aunque no se ha aventurado a dar cifras, ha puesto de relieve que el conjunto de la localidad se beneficia por el consumo de los visitantes.

De hecho, las reservas hoteleras y de apartamentos para esas fechas están a tope. Y es que Medusa Sunbeach Festival responde a la filosofía de experiencia vacacional al que los asistentes no solo van a disfrutar de la mejor música del momento sino también de ocio y diversión en el destino con actividades complementarias.

Mayor ha enfatizado el hecho de que el evento reúne todas las comodidades para los asistentes que resulta difícil encontrar en otros festivales. «La zona de aparcamiento, de acampada y el festival están en un mismo recinto y además en primera línea de playa. Medusa es un producto único porque se diferencia del resto por aspectos como estos, por lo que no puede entenderse sin Cullera», ha concluido.

Música en la selva

La temática de Medusa este año será 'Jungle Carnival', una fantasía completamente distinta de la del año pasado que proporcionará al público una experiencia nueva. El eje sobre el que girará toda la decoración será la selva y la naturaleza salvaje, y creará un universo visual y de sensaciones que envolverán a la gente y la transportarán a un mundo de imaginación bestial.

El ingrediente de Medusa que más expectación despierta es su Main Stage, que se llamará 'Gorillaz Kingdom'. La organización invertirá cerca de un millón de euros en él, para convertirse en el más sofisticado.

Fotos

Vídeos