Cullera quiere explotar los vuelos directos de Manises para atraer más turistas extranjeros

La paella que Sueca cocinó en Fitur fue muy demandada. / lp
La paella que Sueca cocinó en Fitur fue muy demandada. / lp

La localidad costera de la Ribera Baixa aspira a conseguir que en 2019 el 40% de visitantes procedan de otros países europeos

BELÉN GONZÁLEZ ALZIRA.

La 38 edición de la Feria Internacional de Turismo, Fitur, abrió sus puertas en Madrid, y los municipios valencianos intentan hacerse un hueco en la amplia y variada oferta procedente de todo el mundo. Sol, gastronomía, patrimonio y cultura son los alicientes para hacer que sea cada vez más el número de turistas que lleguen a los diferentes municipios, dado que el sector está en auge en España con unas cifras que siguen batiendo récord con casi 78 millones de viajeros internacionales durante 2017.

Es esa la idea con la que trabaja el equipo de Gobierno de Cullera que tiene como objetivo precisamente este turista, el internacional y que se ha marcado el reto de que en 2019, es decir, el próximo año, el 40 % de los visitantes de la ciudad procedan de otros países europeos. Así lo ha manifestado el alcalde de la ciudad, Jordi Mayor, en la jornada inaugural, donde el municipio está representado dentro del stand de la Comunitat Valenciana.

El primer edil suecano ha indicado que el objetivo marcado en el nuevo plan de internacionalización Airplan-e y el de comunicación 2018-19 «supone un cambio de paradigma» por lo que respecta a la tipología del visitante.

El plan de Cullera para convertirse en un destino más internacional pasa por aprovechar las conexiones directas a través del aeropuerto de Manises. «Es una ventaja competencial que hasta ahora habíamos ignorado y tiene un potencial enorme como así se ha demostrado en otros destinos cercanos como la ciudad de València», apunta Mayor.

En estos momentos, Visit Cullera, la marca turística internacional de la ciudad, se promociona a través del canal online en todas aquellas ciudades y sus respectivos cinturones urbanos que tienen vuelos directos con Manises. En total, 22 áreas metropolitanas con un potencial de clientes superior a los 20 millones de habitantes. Londres, París, Frankfurt o Amsterdam, entre ellas.

La apuesta ahora pasa por diversificar el tipo de cliente abriendo nuevos mercados para romper con esa dependencia del turismo nacional. En los dos últimos años la tendencia ha ido al alza. En la actualidad, prácticamente el 33 % de los visitantes son de otras nacionalidades. Destacan los franceses, que son más de la mitad de los turistas y les siguen alemanes y británicos.

Varios son los factores que han contribuido a esta nueva realidad. En primer lugar, la inestabilidad en otros destinos como el norte de África, factor que retrae al turista de viajar hacia esos lares menos seguros. En segundo, el abaratamiento de precios tras la crisis. Y pesa la proyección internacional de Cullera gracias a eventos como el Medusa Sunbeach Festival.

Paralelamente, la concejalía de Turismo lleva acciones en el mercado nacional para reforzar la marca. Se presta especial atención a Madrid, País Vasco, Catalunya y València y su área metropolitana,donde se localiza el grueso de la clientela turística de Cullera.

Cultura como reclamo

Por su parte, Ontinyent presenta a los visitantes de Fitur su amplia oferta que este año centrada en sus atractivos naturales, históricos, festivos y también culturales. Así, ayer se confirmaba por parte del alcalde, Jorge Rodríguez la llegada a la ciudad este otoño de la exposición de la Diputación 'Memòria de la Modernitat', con más de 100 obras de artistas como Sorolla, Pinazo, Marià Banlliure o l'Equipo Crónica.

La muestra se presentaba como «una buena muestra de la capacidad de la Diputación para crear ofertas turísticas concretas que atraigan nuevos visitantes». Dentro de esta estrategia se incluye el impulso al protagonismo de las comarcas y municipios en un espacio conjunto de la Vall d'Albaida que ha sido visitado el Rey Felipe VI.

Más

Fotos

Vídeos