Cullera modifica los horarios para conciliar Bachillerato y música

El acuerdo alcanzado permitirá a los alumnos compaginar por las mañanas las clases en el instituto y en el conservatorio

REDACCIÓN ALZIRA.

Las horas sin carga lectiva para los estudiantes de Bachillerato y música en el conservatorio profesional tocan a su fin en el nuevo curso que acaba de empezar en Cullera. Un acuerdo entre los dos institutos públicos de la localidad y el conservatorio cullerense permite suprimir un horario lleno de vacíos.

La iniciativa mejora la difícil situación de dualidad en los estudios para este colectivo de alumnado que se encuentra matriculado en Bachillerato, el cual tiene que cursar 17 horas en su instituto, tanto en primero como en segundo de Bachillerato, y después hacer sus asignaturas en el conservatorio en 5º o 6º.

Estos alumnos debían seguir un horario en el instituto lleno de vacíos siempre que sus compañeros cursaban asignaturas que ellos no imparten, perdiendo numerosas horas a lo largo de la semana. Ahora, por el contrario, los dos institutos concentran en el primer tramo horario de los martes y de los jueves (desde las 8 hasta las 10:45) sólo materias troncales obligatorias de los dos cursos de Bachillerato, mientras que el conservatorio aprovecha el resto de los tramos horarios de esos dos días, más las correspondientes tardes para impartir todo su currículum.

«El inconveniente era que había muchas horas libres por la mañana, algunas entremedias de las clases, y esto dificultaba la conciliación del estudio», ha explicado la primera teniente de alcalde y concejala de Educación, Sílvia Roca.

Centros docentes y Conselleria con el apoyo del ayuntamiento han trabajado para dar solución en esta problemática, que además era una reivindicación del alumnado, hasta que finalmente se ha conseguido una solución satisfactoria para todas las partes.

El nuevo escenario permite a los estudiantes una optimización de su tiempo», destaca Roca, quien resalta el hecho que en un municipio de gran tradición musical como Cullera «esta medida afecta a un número considerable de alumnos, que ahora disponen de un tiempo más organizado para proseguir con sus estudios reglados de Bachillerato y música».

La medida la aplican los institutos Blasco Ibáñez y Llopis Marí en colaboración con el Conservatorio Profesional de Música 'Mestre Rafael Talens Pelló'. El proyecto permite que el alumnado que cursa las dos enseñanzas pueda disponer de una franja horaria más flexible y amplia.

Fotos

Vídeos