Cullera destaca la reactivación de la inversión en 2018 tras unos años de crisis y mala gestión

REDACCIÓN ALZIRA.

El Ayuntamiento de Cullera señaló que ha iniciado 2018 «con la reactivación de la inversión tras años en los que la crisis y la mala gestión económica en el consistorio, que desembocó en el actual plan de ajuste, habían limitado las obras que llevaba a cabo con recursos propios a la mera construcción de los nichos del cementerio».

La finalización de la piscina municipal es la obra estrella, seguida por la ejecución de la tercera fase de la reforma de la Residencia Municipal de la Tercera Edad, la construcción de la nueva central de la Policía Local, la conclusión de la Casa de la Enseñanza, el anillo ciclista y el plan de mejora de zonas urbanas degradadas, mediante el cual se prevé intervenir en áreas en las que hace años se requieren intervenciones para mejorar la calidad de vida de los vecinos.

En estos momentos, Cullera está a la espera de firmar un convenio con la Generalitat para recibir dos millones con los que poder iniciar las obras de la segunda fase de la piscina municipal.

Fotos

Vídeos