Cullera concluye la urbanización de la calle Camí al Mar tras 40 años de espera

Visita a la calle del Mar tras finalizar las obras
Visita a la calle del Mar tras finalizar las obras / lp

El consistorio asume las obras que correspondían al agente urbanizador para dar cumplimiento a una reivindicación histórica de los vecinos

LAURA BOSCÁ CULLERA.

Cuarenta años. Es lo que han tenido que esperar los vecinos de Camí al Mar para poder ver acabada la urbanización de su calle, en pleno paseo marítimo de Cullera. Las obras han concluido estos días después de que el Ayuntamiento haya decidido asumir esta actualización ante la falta de desarrollo del sector urbanístico en el que se encuadra la zona residencial.

La reivindicación había sido constante por parte de los vecinos, que tenían una finca en pleno paseo marítimo sin la calle acabada. Tras años de quejas y falta de soluciones, finalmente el nuevo gobierno municipal decidió intervenir porque en palabras del alcalde, Jordi Mayor, «es lo más justo para los vecinos» y además «pone fin a una mala imagen en pleno frente marítimo».

Mayor ha visitado la zona acompañado por el concejal de Servicios Exteriores, Salva Tortajada, y el de Urbanismo, Juan Vicente Armengot. Algunos de los residentes se han acercado para expresarle su satisfacción. Mayor ha explicado que aunque el coste de la actualización ha sido asumido por el consistorio después se tendrán que cargar al agente urbanizador.

Aunque en principio se planificó una actualización provisional, finalmente se ha optado por acabar la urbanización «porque lo otro no habría solucionado el problema de los vecinos», que tenían que aguantar una calle sin asfaltar y problemas de accesibilidad.

Algo que ya se consideraba «insoportable», como comenta uno de los vecinos de la zona que veía como «cada vez la situación empeoraba más, las lluvias y el paso del tiempo hacían que fuera un peligro para los que pasamos por aquí, además de no ser justo que tuvieramos una calle sin acabar», concluye.

Otro de los vecinos también comentaba como se había hecho imposible la accesibilidad para personas en sillas de ruedas «porque con un calle en tan mal estado era imposible circular», comentaba. «Por ello esperamos que esta situación sea definitiva y podamos vivir tranquilamente».

Por otra lado, esta reurbanización aportará también un valor añadido a los bajos de la zona, muchos de los cuales habían quedado inutilizados para el uso comercial por el estado impracticable de la calle que también invisibilizaba a los comercios.

Tortajada ha detallado que después del verano, se llevarán a cabo los trabajos pertinentes de jardinería para igualar el trozo de calle urbanizada al resto de la plaza con la que se concluye, donde se emplazan populares marcas comerciales como Burguer King o Decathlon, que también verán mejorada su situación comercial.

Paralelamente, la empresa mixta Aigües de Cullera ha llevado a cabo la canalización de las aguas pluviales. Se ha actuado en el barranco que baja desde la montaña y que en episodios de lluvias torrenciales supone un peligro por la cantidad de agua que acumula.

De hecho, han habido ocasiones, como en las pasadas lluvias del invierno, en las que el aparcamiento, que está por debajo del nivel de la calle, se ha convertido en una verdadera piscina. Ahora se evitará que la zona y el aparcamiento municipal de la Rada, contiguo, se aneguen y perjudiquen a sus propietarios.

La calle Camí al Mar está encuadrada en la Unidad de Ejecución 36/2 del Plan General. La zona se ubica junto al paseo marítimo y acumula décadas sin urbanizarse por distintos conflictos con los agentes encargados de esta función. Dicha circunstancia ha demorado la conclusión de la vía y la dotación de ésta con los servicios más básicos.

La Unidad de Ejecución 36/2 ha estado envuelta desde sus inicios en la polémica ya que se tuvo que retirar la condición de agente urbanizador al titular de este derecho por incumplimiento. Dicha zona comprende el aparcamiento de la Rada, uno de los de mayor capacidad del municipio al estar muy cercano a la playa, y en estos momentos su urbanización final se encuentra en compás de espera.

Más

Fotos

Vídeos