Cullera cierra julio con un 76% de ocupación y en agosto las previsiones son de lleno total

Playa de San Antonio durante los últimos días de julio. / lp
Playa de San Antonio durante los últimos días de julio. / lp

Las cifras consolidan la recuperación del turismo al igualar las de 2016, cuando ya se tuvieron los mejores datos de todo el periodo de crisis

BELÉN GONZÁLEZ CULLERA.

La media de pernoctaciones durante el mes de julio en Cullera se ha situado en el 76%, según los datos facilitados por la concejalía de Turismo del Ayuntamiento cullerense, confirmando así los buenos datos previstos por el sector.

La cifra consolida la recuperación del que es el principal motor económico de la ciudad costera, ya que la media de ocupación iguala a la que se obtuvo en el 2016, año en el que ya se consiguieron los mejores datos de todo el periodo de la crisis. «Sin duda es una muy buena noticia para el empleo, los empresarios y la economía local», se ha congratulado el alcalde, Jordi Mayor.

Mayor también ha valorado que la recuperación del sector turístico, del que ha reiterado es el motor económico del municipio, «es, a todas luces, una realidad después de pasar por una travesía por el desierto durante los años más duros de la crisis», afirmando que «podemos decir que el turismo de Cullera ya ha salido del bache».

El primer edil de Cullera también ha resaltado que la ciudad encadena cinco meses de buena ocupación turística, iniciada con la fiesta de Fallas y que tuvo su continuidad en Semana Santa, para proseguir con las Fiestas Mayores y en unos meses de mayo y junio «notablemente mejores que lo que solía ser habitual».

«La temporada alarga y eso nos llena de satisfacción porque era uno de nuestros objetivos ya que redunda en beneficio del empleo; los empresarios optan por contratar antes y mantener a la plantilla durante periodos más largos», remarca.

Cabe resaltar que los hoteles fueron los que mejor comportamiento registraron, con una media de ocupación del 86%, cifra que está cuatro puntos por encima de la que se obtuvo en 2016. Incluso algunos establecimientos han llegado a colgar el cartel de completo y otros han superado el 90%.

Por su parte, los apartamentos turísticos han seguido el mismo comportamiento que el año pasado igualando la cifra con un 80% de ocupación. Eso sí, a diferencia de 2016, los usuarios han sido más previsores y las reservas se han adelantado varios meses, rompiendo así la tendencia de llegadas de última hora, algo que había sido constante durante los últimos ejercicios. Los apartahoteles han trabajado a un buen nivel y la media de ocupación se ha acercado al 70%, mientras que los hostales y las pensiones se han situado en el 70 y el 73%, respectivamente.

Subrayar que en los fines de semana se ha conseguido prácticamente lleno absoluto y en hostelería, los bares y restaurantes han tenido que hacer varios turnos. Un dato positivo es que el gasto medio por comensal ha subido ligeramente, según ha apuntado la Asociación Empresarial de Hostelería y Turismo de Cullera, respecto a otras temporadas.

Otro dato a destacar es el incremento de las atenciones en la Tourist Info. Esta variable ha experimentado un crecimiento del 5%, mientras que las demandas de información lo hacen en un 18%. El 24% han correspondido a visitantes extranjeros y la demanda del turismo nacional vuelve a crecer y coge fuerza.

Agosto comienza también con muy buenas perspectivas puesto que muchos alojamientos están ya casi al completo. Los hoteles tienen una media del 90% ; los apartamentos un 95%; los apartahoteles, un 85% y los hostales un 98%. Estas cifras hace prever que se colgará el cartel de completo en casi todos los establecimientos.

La mayor llegada de visitantes se espera que coincida con el Medusa Sunbeach Festival que tendrá lugar del 9 al 15 de agosto. Esta nueva edición se esper que bata récord de asistencia por lo que también redundará en los beneficios del turismo de Cullera.

Más

Fotos

Vídeos